Publicado en Maternidad

Los Logros De Mija

CurNat (33)

Desde que Mija contaba con 3 añitos de edad ha cursado en verano cuanta actividad ha querido (Natación, Tae Kwon Do, Ballet, Danza Moderna, Coral, Teatro, Recreación, Manualidades, Biblioteca, Basquetbol, Gimnasia Olímpica, Artes plásticas, etc.).

Siempre oía yo los gritos de los profesores, su nombre cada cinco minutos: “Mijaaaaa pon atención”, “Mijaaaaa deja de papear moscas”,”Mijaaaaa ¿Vino a jugar o a aprender?”.

Mija era y es muy soñadora, con una imaginación enorme, fácilmente se distrae, gusta de la naturaleza y de armar historias en su pequeña cabecita. Esta situación también se presenta(ba) en la escuela, inclusive en un colegio me pidieron que dejase de contarle cuentos por la noche, “la niña debe dejar de fantasear señora…” ¡Chiiiicles!

Y a pesar, de que no encestaba, no nadaba, no pateaba y desafinaba al cantar, cada verano le ingresábamos al curso que ella pedía y nosotros podíamos (en horario y costo, claro está). Pensaba que era porque estaba muy chica, sin embargo, veía como otros niños, inclusive más pequeños que ella, sí avanzaban enormemente en la tarea que se les encomendara.

Hay que admirarle su iniciativa y su cooperación, no le diga usted “ahora la primer niña que pase y me traiga un…” porque ya está ella trepada en el escenario llevando algo- no sabe qué- pero ella lo lleva. Su desánimo comenzaba apenas la cosa se ponía estricta, si se le exigía… malo, se le acababa el encanto al asunto :(.

Pues mire lo que son las cosas:

  • El año pasado asistió por 2a. ocasión a la natación, el curso duró 6 semanas, aprendió a nadar bien, aguanta mucho debajo del agua, y se divirtió. La 1a. vez que había asisistido, al mismo curso, en las mismas instalaciones, se la pasó dando vueltas en sus sitio, feliz, pero aprendió únicamente a hacer bucitos y… ni siquiera se mojaba la cabeza… O.o
  • Este año, en la escuela, la seleccionaron para Basquet, por altura y porque es raro que falle una canasta, siendo que hace 5 años, sólo corría como perrito detrás del hueso pelota, sin llegar a tocarla jamás.
  • En este verano, “casi por accidente”, la inscribimos en un curso deportivo.
    • Ella que nunca había tomado en sus manos un bat de beisbol, lo hizo, falló, falló y volvió a fallar. Para el 3° día, de diez bolas que le lanzaban, dejaba ir 1 ó 2.
    • Se destacó en Tae Kwon Do y la iban a poner de ejemplo en el fin de curso (finalmente la muestra la dio otra unidad deportiva).
    • Les dijeron que las 4 niñas que mejor bailaran irían al frente de la coreografía. Mija ensayó arduamente y hoy bailó a mero adelante frente al Presidio.DSC03202
  • Por último, aunque no entre en el apartado de cursos de verano, déjeme decirle que la chiquilla sí pasó la estatal de la Olimpiada del Conocimiento Infantil 2014... y se me va a México. ¡Wiiii….! Snif! Moco! ¡Ay Amá!

P.D. Este fue un ejercicio mental para permitirme redescubrir los puntos buenos que tiene la Mija y dejar de quejarme -por un momento- de su adolescentitits aguditis. Por su atención, gracias.

Mas información:
Clausura Curso de Verano Divertido 2014
Deportistas profesionales presentes en la clausura
Se acabó el curso deportivo

Publicado en Familia

Mix Tape

cassette4

Pause

Respiro profundo, estiro los nudillos, me siento frente a la computadora, con MiNene pegado al pecho. Estamos en pleno Agosto, a mitad de mes. El año se nos va de las manos. Conforme más hijos tengo, más deprisa avanza el tiempo.

Stop

Hay que hacer un alto en el camino. Porque hasta las cintas de los casetes se enredan si se tocan sin parar. ¿Porqué las prisas? ¿Porqué las carreras? ¿Ya no queda tiempo para vivir? ¿Para pensar? ¿Para disfrutar?

Rewind

Cada año procuro llevar a Mija a curso de verano -a excepción del año pasado que apenas podía andar con mi panza muy muy embarazada-. Y en cada vacación le propongo un reto: ahora aprenderás a patinar, este año a andar en bici, el otro a guisar un huevo, etc.

Tenía ella como cinco años cuando la inscribimos en un curso de natación (también la llevamos antes de cumplir el año, no sé si cuente). No me gustó en aquella ocasión, se distraía mucho, era la más pequeña del grupo, la dejaban de lado y cuando le hablaban era tan solo para llamarle la atención. Resultado: terminó y no aprendió a nadar.

Este año quisimos intentarlo de nuevo, ahora más grandecita y sobre todo más consciente. Inició con gran entusiasmo -como siempre- y se preparaba rápidamente para ir a la clase. Ya sabía lo que iba a pasar: una semana de encanto, seguida de un “no tengo ganas” hasta “no voy más”. ¿Porqué? Porque a Mija no le gusta que le exijan. En cuanto el asunto se pone demandante, ella rehuye la responsabilidad, no se esfuerza. Pero… esta vez me llevé una agradable sorpresa: Cada que la maestra le corregía y le indicaba, ella asentía con la cabeza y trataba de hacerlo mejor. Me contuve mucho para no darle instrucciones, como el resto de las mamis asistentes, ya sabe usted: ¡gira la cabeza! ¡estira las piernas! ¡No tengas miedo! ¡Nada de prisa! Ehhh… no, sólo le hice un comentario acerca de irse “chueca” y como se enojó mucho, dije: “para eso está la maestra”. Pues ande usted, en tres semanas la criatura aprendió a nadar. Se esforzó, se superó y se redimió.

Y del reto: que aprendiera a tocar la guitarra. Ella solita buscó vídeos en internet, ella solita se sentaba frente a la PC y a rascarle… y bueeeeeno, ya le dal al tunda-ta-tunda-ta. Claro que luego la llevaré a un curso en forma, de mientras me llena de orgullo que haya sido así, que probó algo nuevo y le gustó hacerlo.

FastForward

Se me acaban las vacaciones… y no he forrado cuadernos. Otros años tengo todo listo con 3 semanas de antelación: cuadernos forrados y etiquetados, lápices, colores y útiles con su respectivo nombre, mochilas lavadas, uniformes planchados… Ahora no sé que me pasó (¿Un hijo más, tal vez?), pero lo único que tengo son los uniformes (hasta el de invierno) para ambas chiquitinas. Así que tengo de hoy jueves hasta el próximo domingo para terminar los útiles, acostumbrarlas de nuevo a dormir temprano, levantar temprano y hacer tareas.

MiNene está por cumplir un año. Aun no decido si le hacemos piñata, sólo un pastelito o nada. Es muy listo, risueño, tranquilo, juguetón, aventurero. Gatea, da pasitos agarrado de los muebles, platica. Me ve con sus ojos de amor y me derrite. Lactancia, colecho, porteo, pañales de tela, alimentación autoregulada,  comunicación de la eliminación, son ahora prácticas de todos los días (antes por mí desconocidas).

MiBeba está sumamente emocionada por entrar a la primaria y compartir, aunque sea por un año, la escuela con su hermana. Nuevas aventuras, nuevos profesores, nuevos compañeros, mismos berrinches.

Play

Seguimos participando en el August Break, la verdad es que este año ha sido fenomenal, tanto por los temas, como por los participantes. Mire que, de repente, me da hasta vergüenza, porque veo verdaderas obras de arte en flickr, mientras mis fotitos acá muy discretitas unas y oscuritas las otras… no soy profesional, soy netamente aficionada, no tengo técnica, ni equipo avanzado, ni escuela. Algo que me ha gustado mucho ha sido sentirme como “cazador” y “turista”, porque ando buscando con lupa el detalle que voy a retratar y porque me siento viajera en mi propia tierra, compartiendo sus rincones con personas al otro extremo del mundo.

Sigo trabajando para la misma empresa, gracias a Dios, MiEspo igual sigue laborando en el mismo lugar, lo que nos da para comer, vestir e ir a los jueguitos de la parroquia. Y de vez en cuando al cine. 😀

P.D. A disfrutar los últimos días de descanso, los últimos días del verano, el último día de fiestas patronales. Y a planear la nueva dinámica familiar, con las dos chiquitinas en la misma escuela y un nene en casa.

Rec

[Inserte aquí sus comentarios] *A petición de  @remorada