Publicado en Cine, Drama

The Shack

poster-full.jpg
Título original: The Shack
Actores: Sam Worthington, Octavia Spencer, Avraham Aviv Alush, Radha Mitchel
Director: Stuart Hazeldine
País: Estados Unidos
Año: 2017
Clasificación: B
Duración: 2 horas 12 min.
Género: Drama

[Spoilers a continuación]

gallery-4.jpgMackenzie parece tener la vida perfecta: Una hermosa familia, una devota esposa, un buen trabajo, una enorme casa, agradables vecinos, tiempo para el gym.

En una excursión al campo, Missy, la más pequeña de sus hijos, desaparece. Mejor dicho: Es secuestrada… y otras cosas que terminan en ada 😦 El último rastro de su hija se localiza en una cabaña alejada (termina en ada).

Mackenzie se sume en una profunda depresión, se aisla de su familia, se aleja de Dios. Algunos años después, una carta en su buzón le invita a reencontrarse con “Papa” en la misma cabaña donde su hija fue asesinada. Creyendo que se trata de una broma macabra se dirige hacia ese lugar, con la esperanza de encontrar al causante de tanto dolor.

gallery-5.jpg

Somos testigos y partícipes del viaje personal de Mackenzie, de sus conversaciones con Dios, de su reencuentro con Jesús y el descubrimiento del Espíritu Santo, en una muy particular visión-versión de Paul Young, el autor del libro en el que se basa esta cinta.

Nomás de ver el tráiler yo clasifico esta película como de terror. Ya sé que no es así, pero la sola idea que plantean al inicio es terrorífica. En fin, que vamos a ver la película, es día de la madre, y voy con la mía al cine.

La-Cabaña-2.jpg

Aparece Octavia como Dios, pienso: ¡Aquí muchos se van a ofender! ¡Qué caray! Si George Burns, Morgan Freeman y hasta la mismísima Alanis Morissette han interpretado al Creador ¿Porqué no? seguro pensó el autor (y el director).

Sin entrar en discusiones de forma, dogma o tradición, recordemos antes que todo: Se trata de un cuento, un relato ficticio. A mí me gustó, me pareció bien llevado, algunas frases me hicieron recordar ciertos momentos en mi vida (como cualquier otro largometraje) y soltar varias lágrimas, porque soy bien llorona, que pa que le digo que no, si sí.

bAup7FGUlmNVOuhZFlLgmDPo0Eg.jpg

Sam Worthington me pareció un poco plano en algunas escenas, si se le ve que sufre, si se le nota enojado, pero como que algo le faltó… también a Radha Mitchel, como si hubiera superado bien pronto su pérdida, también pensé que ella tenía mucha fé, que tal vez por eso se mostraba más entera que el esposo. ¡Vaya, en ningún instante la ví siquiera desesperada! Eso y que, ciertamente, el protagonista era el padre, no la madre.

gallery-2

Bueno, aquí lo que importa es como Mack cambia su percepción de Dios, su relación con Él, como pasa del odio al perdón y como va sanando sus heridas emocionales. Muy destacable la manera de plasmar gráficamente el proceso del duelo, el sentirse juez, el caminar junto a Jesús y no sin él, el permitir que el Espíritu consolador haga su trabajo. Y aquí le paro, porque es justo esa mezcolanza de creencias cristianas, nueva era, orientalismos y más, la que ha provocado muchos comentarios desfavorables tanto para el libro como para la cinta.

Yo creo que, como en todo, hay que tomar lo bueno y dejar de lado lo demás. Me ayudó a reflexionar en varios temas, no me hizo renegar de mi fé, ni tampoco me revolucionó. Simplemente un relato con moraleja.

The Shack ≅ What dreams may come – The Lovely Bones + Collateral Beauty

Más información
Sitio oficial
Ficha Técnica
Cristianismo de la Nueva Era
¿Sabemos lo que leemos?
A Luis Carlos Ávila sí le gustó