Publicado en Familia

Corazón Partío

TeddyBearHeadAche

MiNene agarra mucho vuelo para dar el primer paso. Su espalda se curva un poco hacia atrás, levanta los pies como quien no quiere ensuciarse las suelas de lodo, la cabeza se va de lado (¿No será de Pénjamo?), la sonrisa también.

Sus zapatos como que le pesan, eso o aun no coordina bien sus movimientos al caminar. Se resbaló, era poca la distancia entre su cara y la esquina de la pared, ni siquiera tuvo oportunidad de meter las manos, el filo le abrió la frente… le recogí de espaldas, al voltearlo la sangre brotaba profusamente, escurría por sus ojos, nariz, le cubría la boca.

Casi le aviento mi criatura a MiEspo, salí disparada a buscar un pañuelo, mientras él lo limpiaba con papel higiénico, ¿se tumbó los dientes? ¿se rompió la nariz? ¿aún son dos ojos? ¿a dónde lo llevamos? ¿Al IMSS, a la Cruz Roja, al Hospital Infantil?

A falta de hielos en el congelador, tomé un boli de uva, lo envolví en el pañuelo, a presionar la herida.

Llamamos a un taxi, nos llevó rápidamente al Hospital Infantil, aun siendo derechohabientes del IMSS no quisimos ir a pelearnos por los trámites burocráticos y que nos dejen esperando cuatro horas para atender una herida aparentemente leve pero escandalosa. La Cruz Roja es una opción más económica, sin embargo, cuando llevamos a MiBeba morada por la falta de oxígeno tardaron un buen en socorrerla.

Inmediatamente entrar, lo revisaron y entre cuatro personas lo sujetaron. MiNene no estaba asustado, estaba súper enojado, no quería que lo tocaran, ¡¡¡dzl dzl dzl !!! gritaba con fuerza, apretaba los dientes, me hablaba: ¡Mamá, Mamá!, en tanto yo iba a pagar la consulta y de rato las radiografías y gasas.

No se encontraba la señorita encargada de hacer las tomas, después de mucho se apareció, sólo para volver a desaparecer, que estaba ocupada. Cuando al fin se desocupó la susodicha (lo cual agradezco, porque tuve oportunidad de amamantar a MiNene y calmar un poco su dolor -y el mío-) se entretuvo otro rato en encender el aparato y alistar lo necesario. Dos tomas, una espera, hay que repetir una de ellas, la mamá de la criatura no lo sostuvo bien y salió movida. 😦

“No tiene fractura ni nada grave señora. Cuide que no se le mojen las vendoletas, se le caerán entre cuatro y diez días. No le unte nada, no le ponga nada, no le exprima nada. Puede que le supure la herida, en cuyo caso tendrá que regresar. Paracetamol, un gotero cada seis horas en caso de dolor.” 

MiNene observaba muy atento al Doctor, con sus ojos abiertos como platos, serio, serio. Al finalizar sus explicaciones, mi niñito le extendió la mano al galeno y les dijo adiós a la enfermera y al practicante.

P.D. Estoy pensando muy seriamente en comprarle un casco, rodilleras y coderas; nomás para andar en casa.

P.D.2 Cuando pasan este tipo de cosas, suelo pensar:

  • Como de un momento a otro ocurren los accidentes. Ésta vez no fue grave, pero pudo haberlo sido, si presentase síntomas como convulsiones o pérdida de razón, ¿O qué tal si le hubiera reventado un ojo? ¡Qué se yo! Tengo la mala costumbre de imaginar “lo que pudo pasar” y ahí es cuando me pongo a llorar como Magdalena.
  • Pienso que, es tan solo un corte en su piel, y le duele y me duele tanto verle llorar. Si una herida pequeña es causante de semejante dolor, no puedo siquiera imaginarme a todos esos pequeños maltratados, mutilados, golpeados hasta morir, por quienes se suponen deberían velar por su integridad y bienestar, ¿Cómo es posible?
  • Bendita lactancia, basta con ver los ojitos de amor de mi pequeño para comprender, que el dolor no desaparece, pero se hace más tolerable, en los pechos y brazos de mamá.

Anuncios

Autor:

Varias ideas rondan mi mente, muchas palabras quieren salir, pocas personas que quieran oir lo que en ocasiones me es dificil decir

22 comentarios sobre “Corazón Partío

  1. Ay ay ay ay que me mareo…. y eso que quería estudiar medicina.
    Me alegro que no haya sido nada pero que sustarraco…. OLVÍDATE DE PENSAR QUE PUDO HABER SIDO esa es la peor tortura de las madres…
    Espero que vaya mejor un besote desmadroso para él y para ti un abrazo de esos de “tranquilaaaa”

    1. Sí querida amiga, ya va mejor, él anda como si nada y yo con el Yisus en la boca cada vez que tropieza…
      Iba a publicar una foto de su ropita ensangrentada, pero pensé que era too much …
      Sí estoy muy asustá todavía, gracias por el abrazo te envío otro de vuelta 😀

  2. es que la frente es muy asustona y hasta los más pequeños golpes son un festival sangriento digno de Tarantino! pero lo mejor siempre es (intentar) no asustarse y hacer lo que hiciste, llevarlo al médico que es quien sabe!

    yo no puedo ver sangre, soy demasiado aprensiva, y mi hermana fue paramédico, cómo se como eso? XD

  3. Ayyy el que pudo haber pasado…cuánto daño hace eso. Lo hice, lo hago y me temo que lo seguiré haciendo, así que te entiendo perfectamente. Angustia y dolor de madre supongo que será. Qué bonito es verlos arrancar a caminar solitos, pero ay madre la agustia que entra cuando se pegan esas carreras o se resbalan sin saber dónde irán a parar. No quiero pensar cómo debe ser vivir esos momentos. Hace no mucho mi Príncipe se rompió un poquito, nada, invisible, el labio superior por dentro calculando mal su euforia en los saltos en la cuna, comiéndose el barrote de lleno, y sangró un poquito, nada, invisible. Pero ver su sangre por primera vez me dolió más a mí que a él. Al día siguiente tenía el labio algo hinchado cual pico de pato y era hasta gracioso, pero qué mal lo pasamos papá y yo intentando consolarle y que no notara nuestra angustia.

    Espero de verdad que tu nene esté mejor, y seguro que sí. No hay nada mejor que pasar un mal trago en compañía y ayuda de una madre. Y sobre todo, que no le de miedo volver a caminar, porque hay niños que tras un porrazo se pasan meses sin querer volver a intentarlo (he aquí una de ellas). Lo dicho, espero que esté mejor, que no queden marcas, y que no vuelva a tener un susto así (aunque no sea fácil). Te mando un fuerte abrazo para ti, y un beso enorme para tu nene.

    1. ¡Te agradezco mucho!
      El pensar en lo que pudo pasar es una mala manía que arrastro desde la infancia… 😦
      ¡Pobrecito tu príncipe, ya me lo imagino! Sí que es difícil tratar de no transmitirles nuestra angustia.
      MiNene sigue igual, risueño y renegado, corre por aquí, camina por allá, se cansa y se pone a gatear 🙂

  4. LO SIENTO MUCHÍSIMO!!!
    Me alegra que no haya sido nada grave!!! Y cómprale las rodilleras y todo lo que consideres para que el explore feliz y tu estés un poco más tranquila. Besos y abrazo profundos!!!

  5. ¡¡Que susto!! A mí también me ha tocado correr a urgencias. Que mal se pasa hasta que el médico te dice que no ha sido nada. Y aún así, ves la herida, los moratones… y se te cae el alma a los pies. Menos mal Tu Nene te tiene a ti para consolarlo

  6. Muy chula la foto del osito. Me alegra que además del susto y la herida, que seguro le sanará muy bien, no haya pasado nada más grave.
    Yo justo hoy pensé lo mismo de ponerle un casco a mi hija, la Muñe está empezando a treparse a todo lo que ve y por supuesto a caerse desde todo lo que se trepa 😦 Hasta ahora afortunadamente no hemos acabado en urgencias, pero comprendo que algún día puede pasar, y no tendré subtítulos al español ni doblaje al inglés….¡ay , qué miedo que me da!

    Un beso desde Budapest!

  7. Ay amiguita linda, te mando un súper abrazo (de oso, como el de la foto) para que no estés triste. No pienses en lo que podría pasar, porque no hace nada bien… pero igual te comprendo, porque a mí me pasa lo mismo. Mi mamá también me decía que le pusiera un casco, es más, me lo sigue diciendo, pero ahora por los berrinches (al loquito de mi hijo le da por darse de cabezazos en momentos de cólera). Y sí, bendita lactancia… así que no pienses en lo malo, sino en todo lo bueno que le estás dando, y en el poder de la teta, que en estos casos es un alivio para ambos. Un abrazote gigante.

    1. En serio, que agradecida me sentí de poder consolarlo de esa manera, se sentía tan indefenso…
      ¡Gracias por el abrazo, el apoyo y la compañía!
      Igual que a MadreExilio ahí me avisa como le fue con la operación casco 🙂

  8. 😦
    Creo que las mamás nos espantamos más porque son nuestros (literal, pedacito de gentes!). Que horrible que sentí por el Bebo y por ti.
    Hace años (antes de que fuéramos tantos por acá), M1 se cayó contra el filo de una pecera… Creo que yo lloré más que el y hasta hoy cuando veo su cicatriz me siento mal.
    Sin embargo, son cosas que pasan. Mientras más sanos, más activos, más chivos… Más accidentes.
    Lo bueno es que estabas ahí y que el y tu encontraron paz con la lola. La herida sanará y aunque todas las madres nos volvamos un poco más paranoicas con cada caída (somos todas verdad?) también nos hacemos más fuertes.
    Un besote a toda la familia!!

    1. Son cosas que nos pasan, pero a mí nunca me había pasado, es decir, una vez Mija se golpeó contra un pilar, ¡pero no sangró! despostilló el concreto y lloró mucho… con miBeba han sido sustos por que no alcanza a respirar y casi se muere, pero nada de sangre… en fin, cada niño trae nuevas aventuras 😉
      p.d. sí somos todas, ahora cada vez que resbala, se me va el alma al cielo y la sangre a los pies.

  9. Alo Oli, sii que es doloroso ver a tu retoño asi, hace poco tuvimos un accidente, mi nena aun lastimada y sangrando con una calma y yo casi histerica por verla sangrar de su cabezita, los accidentes pasan no estamos exentos de eso pero nada como ver lo positivo de una mala experiencia, yo tmb pense en ponerle casco a mis hijas pero no fue necesario tome las precauciones necesarias para que no se pegaran creeme en cada esquina de mi casa tenia un cojinsito tirado por si las dudas, entre otras medidas que tome por si las moscas como se dice. No los podemos tener tambien envueltos en hule espuma para que no les pase nada jeje aunque queramos vdd ?

    Saludos y excelente año nuevo

    1. Una de mamá sufre doble o triple que los chiquitos 😦
      Pues en eso quedó, en puro pensamiento, no le he comprado el casco porque sé que no se lo va a dejar puesto 😦
      Sí tienes razón, no podemos tenerlos encerrados en su burbujita.
      Feliz año para tí Yola ¿Tuviste otro bebito? Felicidades!!! 😀

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s