Publicado en Familia, Maternidad

Joya del Cielo

CC - Zapatos (1) Ed

Una tarde de primavera asistimos miEspo y yo a escuchar una conferencia de Rubén Carbajal. La plática estuvo genial, extrañamente cuatro personas abandonaron la sala antes de su conclusión: una pareja joven y dos chicas, que al parecer, se sintieron ofendidas con la exposición. Obviamente a nosotros no nos molestó, por el contrario… (risas pícaras).

Era la cereza de nuestro pastel, ya veníamos planeando con antelación escribir a París, aquella noche renovados los votos, a tinta y papel iniciamos una nueva aventura. Al cerrar el sobre, volteamos ambos a la ventana, en el momento justo que una estrella fugaz atravesó el cielo. Lo tomamos como un “Sí” de parte del Creador, sabíamos que estábamos en estado de buena esperanza.

Bromeábamos llamándole “Rubencito” al pequeño ser que en mis entrañas se gestaba, pero en lo secreto, sabíamos que se trataba de una niña. Y esta pequeña no dudó en hacerse notar con algunas pistas particulares.

Cierto día, regresaba del kinder con Mija, cuando en el suelo nos encontramos una lentejuela en forma de luna creciente. “Luna se quiere llamar” a partir de ahí, era el nombre clave para refererirnos a Rubencito. (¡Oh, yo me entiendo!).

El nombre de Cristal me gustaba desde hace muchos años -por ahí en mi infancia-adolescencia dibujaba “novelas” y era el nombre de una de mis protagonistas- por lo que, decidimos combinarlo.

El día que me internaron en el hospital, al colocarme el suero, se formó una burbuja (no me lo crea) de media luna. Definitivamente, se quiere llamar Luna Cristal. Sin embargo, MiEspo quería que le nombrásemos Cristal Celeste, por ser a la vez “otro tono de azul” (y así llevar en el nombre un trozo de su hermana), como por significar que viene del cielo… como una angelita y como una joya preciosa que atravesó el firmamento, aquella que vimos pasar, la noche de la epístola.

Cuando fuimos al Registro Civil Mija nos acompañaba, le dijimos a la secretaria que deseábamos nombrarla Luna Cristal, así como quería Mija. ¡Ándale! Que aquella (O sea Mija, no la secretaria, no vaya a creer usté) se tiró al suelo, gritó, berreó, se revolcó, que no, que la registráramos con el nombre que queríamos. Pues ande, así quedó MiBeba: Cristal Celeste. He ahí parte de la historia del nombre de este blog.

P.D. Hoy cumple seis añitos de vida mi pequeña, ya no le queda el MiBeba, pero no se me ocurre otro sobrenombre… ¿Rubencito tal vez? 😀

Anuncios

Autor:

Varias ideas rondan mi mente, muchas palabras quieren salir, pocas personas que quieran oir lo que en ocasiones me es dificil decir

12 comentarios sobre “Joya del Cielo

  1. Feliz día a TuBeba!!! Tu cántale feliz cumpleaños mientras yo me voy cantando “mi vida eres túuuuuu” por tu culpa, es más, la cantaré a dúo con mi señor, que su abuela también la veía cuando él era niño. Producto de exportación, oiga! ^_~

    :***!!!

  2. Rubencito! jajaja, pues mi pequeñín en enero ya cumple 5, y también se que se acabó hace tiempo su etapa de bebé, y aun así no lo entiendo!! crecen muy rápido.
    Feliz cumpleaños a la beba!!

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s