Personal

Ver y Oir

Ver

Con dos pequeñas en edad escolar me he chutado varias veces la misma plática para padres (y me la seguiré fumando cuando le toque a MiNene el kinder). Está bien repasar ciertos aspectos que uno ya sabe, pero va dejando de lado en esta carrera de la vida. O en esta vida a la carrera.

La charla en cuestión es dirigida por un(a) psicólogo(a), quien realiza este ejercicio:

-A ver todo mundo, pongan mucha ATENCIÓN, levanten su mano derecha, todos, la derecha. (Levantamos la mano derecha)
-La derecha señora, la otra derecha ¿Listos? Ahora hacemos la señal ok. (Hacemos la señal)
ok
-Ahora todos llevamos leeeeentamente la mano hacia… -la persona al frente mueve su mano y la coloca en su mejilla izquierda, TODOS los que participamos por primera vez imitamos el movimiento a pesar de estar escuchando lo siguiente– el mentón. ¿Sí? ¿Todos? Sostengan ahí su mano, ¿sí? ¿Ya vieron donde la tienen?

Risas, desconcierto, risas. La mitad de la audiencia se pregunta que diantres es el mentón, la otra mitad quita la mano apresuradamente.
13603-1877b

Pues eso, si nosotros ADULTOS, hacemos lo que vemos en vez de lo que oímos, ¿Qué harán nuestros hijos? Tssss… OJO mucho OJO con lo que nuestros hijos observan de nosotros…

¿Qué hacemos? ¿Cómo reaccionamos? ¿Qué les pedimos a ellos que hagan y nosotros no hacemos? ¿Que les pedimos que dejen de hacer y nosotros seguimos haciendo? O.O

Oir

En las clases de Estimulación Pre-natal nos hicieron esta dinámica:
Formamos parejas y nos sentamos frente a frente. Eramos cosa de 10 mujeres, entre mamás, abuelas y tías del kinder. La Trabajadora Social nos indicó que durante dos minutos observaramos detenidamente a la persona sentada al frente y que anotaramos 5 cualidades de ella, las que fueran, en lo físico, anímico, etc. Nos dió tiempo para contestar y guardamos las hojitas. Todas sonreíamos.

-Ahora- dijo– voy a pasar con ustedes y les voy a decir algo al oído. Cuando les dé la señal escribirán en su hojita 5 cosas que se les vengan a la mente.
-¡Sale!– Contestamos todas.

chisme

Se acerca a mí y me susurra al oído:
-No sirves para nada, nadie te quiere, todo lo haces mal, eres tonta, eres mala, das asco, ni tus hijos quieren estar contigo.

¡Gulp! Mientras las lágrimas rodaban mis mejillas me repetía constantemente: Es mentira, no es verdad, es una dinámica, ¿qué sabe de mí si ni me conoce?. Estaba embarazada y las hormonas hacían de las suyas. Levanté la vista, sólo otra señora lloraba como yo, el resto tenía en el rostro una mezcla de tristeza y amargura.

Luego nos pidió que leyeramos primero como nos sentimos después de lo que nos dijo: deprimida, angustiada, enojada, vencida, inútil.

A continuación intercambiamos papeles y leímos lo que la otra persona había escrito sobre nosotras: Guapa, trabajadora, activa, contenta, feliz. ¡zaz!

La percepción que tenemos de nosotras mismas difiere mucho de la realidad. Y si a eso le agregamos que, los estímulos sonoros llegan muy rápido al cerebro, tenemos un coctelito venenoso desconsolador.

Me pregunto de nuevo: Si yo, que soy adulta, que sé que es mentira y que es un simple ejercicio, lloré y hasta el estómago me dolió, ¿Qué pasará por la mente de mis hijos cuando les regaño? ¿Cuando les critico? ¿Cuando les avergüenzo? ¿Qué sentirá su tierno corazoncito cuando  les grito enojada?

Como dije al principio, ya lo sé, ya lo sé; sólo necesito aplicarlo.

6 comentarios sobre “Ver y Oir

  1. Aaaaaaay Oliiiiii!! Me hiciste chillar!! Pero tienes mucha razon, nuestra mente muchas veces “nos hace bromas” , a pesar de que sabemos que no son las situaciones como las escuchamos o las captamos en ese momento, reaccionamos a lo que tenemos en ese momento…

    Y si, no eres la unica a la que le hace falta aplicarlo, por mas que ya “lo sepamos”

    Muuuchos abrazos!

    1. Aplicarlo tanto en nosotros mismos como con nuestros hijos, en forma positiva y constructiva, no sabes que horrible sentí… y así voy por la vida diciéndole a Mija que no haga caso a lo que le digan 😦

  2. Qué fuerte, y muy cierto!
    Podemos decir misa, pero los hijos nos imitarán en las acciones… te juro que a veces veo los berrinches del Gabriel y me veo a mí misma… y es un show lidiar con uno mismo, pero de 4 años.
    Y uno debería verse con ojos de amor, verse al espejo y decirse un cumplido… yo por ejemplo veo a mi hermana guapísima, elegante, linda… y el otro día salió conque “está hecha una cerda” 😦 y quisiera decir que yo me veo con más ojos de amor, pero a veces me cuesta mucho trabajo…
    A reflexionar… abrazos, Oli!!

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s