Publicado en Familia

Depresión Decembrina

depresion

Mi Mamá.
Mi Mamá está enferma. Padece desde hace unos 5 años de los intestinos y desde hace toda-mi-vida de los nervios. No puede hacer esfuerzos, ni cargar cosas pesadas, ni estirarse. Debe llevar una dieta estricta. Se deprime, se desespera, le da insomnio, duerme un promedio de 4 hrs. diarias. Continuamente se atraganta, le baja la presión, se marea con facilidad. Cualquier opresión en el abdomen le lastima en demasía. Le duele la cabeza, el cuerpo y el alma.

Pasa algunos días en mi casa y luego vuelve a la suya. Su casa está desordenada igual que su mente. Entonces no quiere estar en ella. En mi casa tiene alguna ropa, pero no la suficiente. Mis hijos son muy gritones y ella necesita tranquilidad. Ella tiene sus rutinas nosotros las nuestras, chocamos. Entonces no quiere estar en esta casa.

Se estanca en un pasado doloroso, a pesar de que desea salir de ahí, todo el tiempo está recordando y reviviendo momentos que la hicieron sufrir o enfurecer. En sus momentos de lucidez pide disculpas porque sabe que se torna muy agresiva y dice y hace cosas que lastiman. Luego, como si de un trastorno bipolar se tratase, grita, ofende, agarra vuelo y se encierra o se va a la calle y nadie se atreva a preguntarle a dónde-cómo-ni con quién, ella sabe su business. Y ahí estoy yo como madre de adolescente, pensando en si estará bien, si no tendrá crisis, si no se caerá en la calle, si traerá dinero, a qué hora regresará, si le guardo la comida en el refrigerador o la dejo sobre la estufa esperando su llegada.

Como ya alguna vez lo mencioné, tengo complejo de herramienta. En este tenor, desde pequeña me angustio demasiado por ella y tiendo a querer solucionar cualquier problema que tenga. Ella acostumbra también a preguntar mi opinión, mi parecer o mi posible respuesta a casi todo lo que le pasa. Si le respondo se enoja, si no también. Cualquier tema, cualquiera, es motivo de discusión.

En ocasiones me siento totalmente sobrepasada, pues entre que MiNene llora, MiBeba me pide algo a gritos, Mija quiere ser apapachada como bebé, MiEspo que necesita atención y MiMamáO que me urge a que le resuelva, o le ayude o se me pone mala… no sé a quién atender primero. Todos los días, todo el día me estoy haciendo la misma pregunta. Y claro, me estreso, me enojo, me preocupo, me desespero.

Del desconsuelo paso a la culpabilidad, que mala hija soy, no comprendo que mi mamá está pasando por una situación terrible y se me agotan los recursos. La quiero cuidar pero no se deja. En un momento soy su hija querida y al siguiente me habla por mi nombre de pila y soy una lerda, quien no la entiende y “shut up your mouth and forget it”.

Debo tener  paciencia, le debo respeto, pues es mi madre, es mayor, está enferma, hay que considerarla. Y no va a cambiar su modo de ser, soy yo quien debo manejar mi reacción ante sus críticas.

“Conciliar me tocó a mí en esta vidaaaaaa…” tengo que justificar a mis hijas frente a mi madre y a mi madre frente a MiEspo y a MiEspo frente a mis hijas. Tengo que chutarme el mal humor de todo el mundo y ser comprensiva, cariñosa, tierna y callada; más cuando se trata de mí ¿Quién?

Desde siempre ha sido de carácter nervioso, no es eso lo que la define, a decir verdad tiene muchas cualidades positivas… es en Diciembre, en pleno invierno cuando le recrudecen los síntomas de la melancolía.

Sólo espero que llegue pronto el calor, porque esta depresión decembrina que le da a MiMamáO ya se prolongó demasiado. 😦

Anuncios

Autor:

Varias ideas rondan mi mente, muchas palabras quieren salir, pocas personas que quieran oir lo que en ocasiones me es dificil decir

15 comentarios sobre “Depresión Decembrina

  1. Aaaaaaaaw! Entiendo casi perfecto de lo que hablas, pero Oli, en algun momento debes tambien poder descansar, se que en algun momento nos “falta” el tiempo”, pero respira hondo y profundo y pidele a Dios que te ayude, en el momento que lo necesites, yo se, que se dice facil, pero en esos momentos en que necesitamos cuando menos un abrazo que nos reconforte y nos diga que todo estara bien, creo que la mano que nos da el, nos sirve de mucho, entregale a el todas tus preocupaciones y veras como todo en su tiempo, se va solucionando…
    Te quiero mucho!

    1. ¡Gracias mi Rox! Créeme que lo hago, le pido paciencia, fuerza y sabiduría, le entrego mis penas y le agradezco mis alegrías, de no ser por Él no sé que habría pasado con esta familia…
      Respirando hondo y agradeciendo a la vida tenerte cerca,
      besos amiga.

  2. Es una situación díficil pero en algunos momentos debes encontrar momentos para ti, y tu esposo y tus niños, ya se que es muy complicado hablar de algo cuando no se vive pero busca momentos para ti porque con tantas preocupaciones un día te va a dar un gran bajón y no vas a poder con todo. Es una situación difícil pero hay que priorizar. Me gusta tu blog pero no me puedo hacer seguidora pero pasaré por aqui. Un abrazo!!!

    1. Sí buscamos esos momentos, sólo que a veces sí es muy difícil, sobre todo porque no quiero dejar a mi mamá fuera de la jugada, pero MiEspo insiste en que debemos tener primero nuestra unidad como familia y después vendrá lo demás. Te agradezco tu comentario, lo tomo en cuenta, ya estoy visitando tu blog también.
      Recibo con mucho gusto el abrazo. 😀
      P.D. Para seguir el blog sólo necesitas suscribirte con tu cuenta de correo, acá abajo a la izquierda está el formato.

  3. No cargues con todo y no les acostumbres mal. Yo pasé por eso y me reblé. Ahora también tiene que aguantarme a mí. Yo les acepto como son, que menos que ellos hagan lo mismo. Seguro que a tu madre no le gusta que la trates como enferma. Que la quieras sí, que la ayudes sí, pero no que le tengas pena. Las relaciones familiares son siempre complicadas. No te sientas culpable porque la culpa es de todos y de nadie. Mucho ánimo y muchos besos guapa. Tienes demasiado sobre tus hombros.

    1. Estoy trabajando en ello, dejar de cargar con todo, me preguntan que qué pasa, pues eso, simplemente ya me cansé de tener todas las respuestas, de ordenarles la vida a todos…
      Respecto a mi madre, en muchas ocasiones eso es lo que la pone muy mal, se desespera porque quiere ser autosuficiente y no quiere que la ayude, aunque al final termina pidiéndome ayuda, pero no le gusta aceptarlo.
      También estoy lidiando con la culpa, que no ayuda en nada, intentando sacarla de mi vida… y me pregunto si sólo es que estoy tomando roles que no me corresponden, ¿cómo explicarlo? por lo del divorcio de mis padres como que tuve que madurar demasiado pronto y muchas veces me porté como la hermana mayor, mientras mi mamá se portaba como la hermana menor… es complicado, pero debo romper con estos esquemas, porque la que se está cayendo de cansancio soy yo, y al rato ni para ]Dios ni para el diablo como dicen por acá.
      Besos a tus pequeños.

  4. Hola….no se porque no me habían llegado actualizaciones de tu blog.
    Siento llegar tarde.
    No es nada ameno, ni lindo y es AGOTADOR.
    Te entiendo.
    Mi madre después de que falleció mi padre a causa de una operación quedó pegada a un tanque de oxígeno así que entiendo que es que se sientan mal, estén frustradas y además no estén “felices”.
    Son nuestras madres, nuestros pilares y nuestros ejemplos.
    Te mando un abrazo a tu alma

  5. Oli, los dolores del alma son peores que los del cuerpo. Nos hacen sentir peor físicamente, y para colmo, no hay aspirina, inyección o pomada que los curen… solo uno mismo puede intentar curarlos…
    Espero que encuentres el balance en tu familia, con los papás uno siempre tendrá obligación moral de seguir con ellos, de cuidarlos… pero ahora también tenemos otras responsabilidades, igual de apremiantes con los hijos.
    En lo personal, antes me deprimía muchísimo el año nuevo, la Navidad me encantaba, pero el año nuevo siempre me parecía triste y sin chiste. Ahora no tengo tiempo de deprimirme!! jajaja, de verdad. Desde que nació Gabriel, el año nuevo ha sido a veces solo una noche más (y a dormir temprano), una noche para pasar en familia (sobre todo ahora que mi hermana vive en otra ciudad), o una noche para recordar que la vida sigue.
    Quizá a tu mamá le haría bien iniciar alguna actividad. A veces no entendemos que debemos soltar lo que tenemos en las manos (bueno y malo) para sujetar algo más, algo nuevo, mejor o peor, no lo sabemos, pero lo bueno es descubrirlo, no?
    Abrazos con cariño, Oli!

    1. Lo sé, tengo obligación y no estoy renegando de ello, sólo me desahogo porque miMamáO a veces no se deja cuidar, y eso, no quiere soltar, no quiere olvidar, no quiere perdonar…
      Todos los que la rodeamos le aconsejamos que realice proyectos, que se meta a clases de danza, de corte y confección, de computación, lo que sea que tenga su mente entretenida y le sea útil, ojalá que alguien la convenza, porque le es tan difícil escuchar consejos de sus hijos pero no de extraños 😦
      Recibo gustosa el abrazo mi Bere!!!

      1. Oli, yo no pensé que estuvieras renegando… al contrario, se que a pesar del cansancio, la cuidas porque la amas. Así veo yo el concepto de obligación. Así lo vivo con mis papás. Los ayudo con gusto, se que siempre estaré con ellos y para ellos, pero no porque sea una hija excelente, sino porque es mi obligación. Jejeje, me hago bolas solita con esas cosas, lo se.
        Ojalá que alguien la convenza. Mi mamá está en un grupo de la Iglesia, y se pasa al menos 2 o 3 días en juntas, clases, visitas a centros, etc. A veces le decimos que ya no vaya, jejeje, de broma, claro… pero ya en serio, aunque a veces me molesta que estemos en algún lugar, y se vaya porque tiene junta, también pienso que en parte eso la mantiene activa, motivada, se siente parte de algo, se siente importante en su grupo.

        1. No yo sé, igual y no me expreso adecuadamente… 🙂
          MiMamáO sólo necesita olvidar y ocuparse, como cualquier otra persona, pero no logramos hacerla reaccionar, se aferra al dolor 😦

  6. Sirve escribir que tambien te entiendo? y no sabes cuanto! paciencia y amor querida Oli, mucho amor y mucha paciencia para llevarlo, porque requiere mucha energia que una no tiene, y la sensacion de saber que mucho o poco tiempo nos queda cerca de ellos!
    Extrañaba leerte! bss

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s