Familia·Maternidad

En Espera…

No, aún no nace MiNene. Estoy a 2 semanas de que lo haga. A pesar de querer decir tantas cosas, compartir tantas emociones, me descubro muda frente al teclado. No atino a plasmar en palabras lo que estoy sintiendo.

El tiempo transcurre lentamente para tenerle en brazos, apropiadamente para que termine su formación, rápidamente porque no he terminado de alistar la canastilla. Estoy un poco ansiosa por que ya nazca y  a la vez, me estoy tomando todo con demasiada calma.

Ya han comenzado los dolores lumbares muy fuertes, que no las contracciones, pero sí son intensos. También palpitaciones en el bajo vientre, calambres y molestias en el pecho (como cuando baja la leche).

Hay noches en que me la paso de la cama al baño, del baño a la cocina, de la cocina a la cama, y así cada 2 horas o menos. Otras noches duermo “de corridito”. Anoche se me fue el sueño. Antenoche a las 9:00 p.m. yo ya estaba encamada.

Me volvió el asco, ahora me da por hambre. Si en determinado momento siento un vacío en el estómago y no lo satisfago, empiezo a querer devolver. Basta con comer algo para que pase el malestar.

La energía es muy subjetiva. De pronto estoy trapeando toda la casa o bien, como ayer, fui de compras y pasé varias horas de pie (llegué muerta); otro día estoy sentada con los pies en alto o queriendo dormir toda la tarde. normalmente no lo consigo, me recuesto y si no está MiBeba bailando el jarabe tapatío encima de mí, llegan clientes al ciber o llaman al teléfono, etc.

Que descanse, me dicen. Que guarde energías… la verdad no sé en donde guardarlas. Cuando me llegan los ánimos, me pongo a limpiar y ordenar. Cuando no, pues ¿qué hago? hay 2 pequeñas que atender, la casa, la comida, el ciber…

Siento que la noche me llega muy rápido y que no alcancé a hacer nada, pero igual no me mortifica mucho ¡Mañana lo haré! Yo no era de las de “mañana” , yo suelo ser de las de HOY y ahorita; más este cuerpo mío ya no me obedece.

Me canso fácilmente, respiro con dificultad, los dolores en la entrepierna de pronto no me dejan dar un paso. Si permanezco mucho rato sentada no puedo levantarme. Si estoy mucho de pie, batallo para sentarme.

He subido de peso menos que con mis embarazos anteriores, aún así, me siento muy pesada. La ropa, como había comentado, ya no me queda. Es más ya ni la de MiEsposo me queda. A veces lloro, porque veo con tristeza que las fuerzas no me alcanzan para hacer todo lo que quiero hacer.

Sin embargo, soy feliz. Feliz de llevarle en mi vientre, sentir cada movimiento, cada reacomodo, cada patadita, cada hipo. Duele sí y me hace feliz. Soy feliz de vibrar en su misma frecuencia, saber si está cansado, triste, alegre, entusiasta, desconcertado. Sentirle y vivirle.

Posiblemente sea la última vez que disfrute estas sensaciones, aún no lo sé. No sé si me animaré a tener otra criatura después de los 40, o si MiEsposo esté de acuerdo. De mientras, disfruto esta vida que crece dentro mío, en mi matriz, en mi corazón, en mi piel, en mi mente.

Como quien espera encontrarse con su fiel enamorado, después de meses de no verle, así le aguardo yo.

Mis hijas bellas le hablan a la panza: “Te quiero mucho hermanite” “Ya quiero que nazcas” “¿Quién es ese bonito shi bebé?” “Te quiero aunque no te conozca”. MiNene pega de maromas deformando por completo mi barriga.

-¿Te duele mamá?- Pregunta Mija cada que lo ve moverse.
-Sí hija, pero es un dolor bonito, porque es la nueva vida que hay dentro de tí.
-No sé si me gustará tener un bebé, si me va a doler así.
-No importa el dolor Mija, importa que pronto estará en tus brazos.

-¡Oooy! ¿Qué estás haciendo hermanite? – Pregunta MiBeba cada que lo siente moverse.
-Está jugando-bailando-saltando
-¿Está saltando la cuerda con el listón (cordón umbilical)?
-Sí hija, eso hace.
-¡Te quiero hermanite!- le grita.

¡Que ya nazca! ¡Que ya nazca! Vociferan mis hijas. Nacerá cuando tenga que hacerlo, les contesto, no antes, ni después.

P.D. Y cuando llegue ese momento, sé que mi Señor estará conmigo, tomándome la mano y susurrando al oído: Sí se puede, tú puedes, él puede.

19 comentarios sobre “En Espera…

  1. Olí me encantan tus palabras me hiciste llorar recordando a mis pekes moverse dentro de mi… Me sentía como tu super cansada y adolorida pero feliz y esperando su llegada… Lo q siempre pensaba era en q ese sufrimiento valdría la pena.. Y así es… No hay mayor bendicion q ver a tus hijos… No hay emoción mas grande q la de ver a tus hijos por primera vez… No hay alegría mas grande q la de abrazarlos por primera vez y amarlos por toda la vida!!!
    Te kiero Olí Dios nuestro señor estará castigo y con tu nene hermoso y los cuidara ü

    1. Ale preciosa:
      No es mi intención hacerte llorar bonita, sólo quiero sacar un poco de lo mucho que traigo en mente. Tienes razón, nada se compara con ese ser pequeño e indefenso que depende solo de nosotros, tenerle, abrazarle, besarle, olerle, cargarle, arrullarle, amamantarle, amarle.
      Yo también te quiero, gracias por tus palabras, un besote triple 😀

  2. ¡Qué ilusión y qué miedo a la vez! Es cierto que te encuentras con sentimientos contradictorios. Quieres verle y te da miedo el momento. Más que el momento es el después, lo que llevara consigo la nueva criatura ya nacida. Una nueva vida para vivirla. Sencillamente un milagro inigualable, maravilloso.
    Qué sea un paso de esperanza para todas las mamás que han de darlo.
    Muchas felicidades, mucho ánimo y buen rato.

  3. Que hermoso Oli! Disfruta de estos ultimos dias sintiendo todo esto! Los malestares se olvidan instantáneamente una vez que sale y lo podemos abrazar….que emocion!! Te quiero mucho y te mando un fuerte fuerte abrazo! Tal vez tu proximo post ya sea para narrarnos su llegada 😉

  4. Si, es asi, duele, son molestias que a veces parecen demaciado para nuestros cuerpos… los dias se hacen cortos pero a la misma vez el tiempo parece pasar lento… estamos y nos sentimos incomodas y doloridas, la gente a veces nos ve con cara de lastima, pero nosotras FELICES.
    Es raro poder decir que algo que nos duele tanto (en muchos momentos en mi embarazo gemelar fueron dolores muy fuertes) nos haga tan felices que no lo cambiemos por nada y lo volvamos a pasar una y mil veces!
    Es solo el principio de ser madre, la felicidad, el amor, la incertidumbre, las molestias, los miedos, las alegrias… todos esos sentimientos estan desde la concepcion, el embarazo y el resto de nuestras vidas como madres.
    Te falta super poquito, me alegra leerte bien, deseo que pases muy lindo tus ultimas dos semanas y deseo tambien poder saber de ti cuando nazca, ojala puedas tner un poquito de tiempo para contar como va todo. Besotes!

    1. Sí, eso me pasa últimamente… que la gente en la calle me ve y dice: ¡pobrecita! ¡ya no puede! ¡ay ya aliviate! con lástima la mayoría… yo no hago caso, más que a las personas que me dedican bendiciones y que me desean que todo salga bien.
      Totalmente de acuerdo contigo, felices y adoloridas, esperanzadas y miedosas…
      Trataré de mantenerles informadas, gracias Natalia 😀

  5. Yo no recuerdo haber tenido molestias de ningun tipo, ni al principio ni al final, yo creo por eso no me caia el veinte de que estaba embarazada, me emociona leerte y la manera en que has descrito todo el embarazo, a veces pienso que seria bueno tener otro bebe, pero se que no es el momento, pues mi vida esta llena de cambios, estoy tomando el control de mi vida y haciendo cosas que debi haber hecho hace mucho tiempo, pero por no dañar a terceros, me aguantaba.
    Gracias Oli por todo lo que compartes, creeme que ese bebe es muy querido por todos tus lectores y creo que lo esperamos con las mismas ansias y emocion que tu, *con nudo en la garganta y ojo remy* pido a Dios y a sus Angeles que los cuiden a ambos, que los envuelvan en su luz maravillosa, para darte la fortaleza que aun falta y la energia que necesitaras mas adelante.
    No me queda mas que enviarte miles de millones de abrazos llenos de mucho amor para ti con mmi energia que se que necesitas (aunque te hagas la fuerte).
    TE QUIERO MUCHO!

    1. Mi Rox, cada organismo es diferente, cada madre también lo es. He sabido de mamis que hasta el 6° mes se enteraron de que estaban esperando 😛 y otras que a los cuantos días ya tienen síntomas 😀
      Si tanto deseas un bebé, llegará cuando sea su momento, ya lo verás, tiempo al tiempo y todo cae en su lugar.
      Al contrario, gracias a personas tan lindas como tú, que me leen, me comprenden y me aconsejan. Tú encima, me mandas toda la energía y buena vibra del mundo, bienvenida es.
      ¡Gracias por tu cariño, preciosa!

  6. Ay Oli, te leo y me doy cuenta que no te falta nada, ya esta linda, son pocos dias, me alegra que descanses cuando puedas y que levantes las piernas 😉
    Disfrtuta d este embarazo que esta terminando y cuando puedas y lo sientas, avisale que estas lista para recibirlo y que toda la familia esta preparada para su llegada, TuBebe, tiene que saber que ya estan todos preparados y listos, para su llegada.
    No te preocupes por el resto, date unos 3 meses pos parto y las cosas se va a ir acomodando…
    y no te preocupes, aquí estaremos para darte aliento y que nos tengas cerca!!!
    Te mando un beso grande y te quiero mucho!
    Gracias por estar ahi!
    bs

    1. Definitivamente Dios se vale de sus ángeles para hacerme sentir apapachada y mimada. No sabes cuánto bien me hace leerte (a tí y a las demás), me alientan y me animan, me siento muy afortunada de haberles conocido.
      Muy cierto lo que me dices, MiNene no nace aún porque se da cuenta que no estoy lista, creo que si por él fuera, ya habría salido hace un mes 😀
      Recibo el beso, yo también te quiero Carla.

  7. Sé cómo te sientes, querida amiga, y sé que ya quieres conocer a tu hijo. Pero la verdad es que a mí me sucedió que apenas nació, lo extrañé dentro de mi. Nunca estarán más cerca que ahora. Disfruta de este tiempo que después la barriguita vacía se pone triste. Claro que se llena el corazón y compensa. Dulce espera, dulce desespera…

  8. Oli, me imagino a tus chikitinas hablándole al hermanite!! qué ternura, yo no recuerdo si mi hermano y yo le hablamos a la pancita cuando mi mamá esperaba a mi hermana, yo tenía 2 años cuando nació y mi hermano 5. Pero a pesar de las peleas y celos entre hermanitos (al menos en mi casa, jejeje), tener hermanos es genial. Con ellos aprendes a compartir, a convivir, a jugar, a pelear, a todo.
    Besos que ya falta poquito para conocer la carita hermosa del Nene 😀

    1. ¡Sí son de lo más tiernas! Habría que verlas una vez que nazca, ya me las imagino peleándose por los carritos y los juguetes de pilas 😀
      Yo tengo un sólo hermano, peleamos mucho pero también nos queremos mucho =)
      Besos recibidos y reenviados.

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s