Publicado en Familia, Personal

Sin Sueño

3:10 a.m. Se me fue el sueño. Mi esposo tiene escasos 10 minutos de acompañarme en la cama. Está en un curso on line, que comienza a las 7:00 p.m. y termina a las 3:00 a.m. Decidió descansar ante la imposibilidad de mantener sus ojos abiertos por más tiempo. Lo admiro de veras, ¿cómo puede irse a trabajar, comer a veces y otras no, regresar, besarnos y preguntarnos como nos fue -escuela, casa-, comer algo y seguir de frente al trabajo? Continúa en casa trabajando, juega un rato con las niñas, va a ver a su mamá que está enferma.

Cualquier día de estos nos da otro susto. Mi suegra, como tantas personas mayores, sabe que está mal, pero no quiere ir al médico. No hay poder humano que le convenza. Hasta que se le ponen las uñas moradas vamos corriendo a urgencias. Ha estado al borde de la muerte en varias ocasiones, se asusta, se toma sus medicinas unos días, al rato se fastidia. Ya no quiere comer. Antier fui por su medicamento al IMSS. ¡Parecía una farmacia ambulante! ¿Cuales de esos fármacos realmente ayudan y cuáles le dañan? Se toma un par de pastillas, las otras… sólo hace gesto y se da media vuelta. En 2 semanas cumple 90 años, según mis cuentas. Me preocupa. Está cansada, ya quiere irse. Lo único que la detiene es mi cuñada.

Mi cuñada, es soltera, sin hijos. Trabaja en una maquila. Su día comienza a las 4:20 a.m. Se levanta, se baña, toma algo ligero, se alista y sale a tomar el autobús que la llevará a su centro de trabajo. Tiene que estar unos 20 minutos antes, ya que el camión varía la hora en que la recoge. Si se le pasa tendrá que pagar su propio pasaje, llegar tarde y no recibir el bono de puntualidad semanal. Está enferma de la columna, le hicieron estudios y no podrán operarla, a menos que ella así lo solicite. Ella es quien cuida de mi suegra y quien la mantiene. Nosotros le damos una pequeña ayuda con los servicios, pero no es suficiente. Ni tampoco completa con lo que ella gana. Seguido está incapacitada, el mismo empleo le ha venido averiando sus discos cervicales, se luxa, se tuerce, se lastima constantemente brazos, columna, cintura. Si la llegan a operar ¿quién cuidará de ella y de mi suegra? Si no la operan, seguirá desgastándose sin remedio. La empresa no la quiere incapacitar permanentemente por no pagarle, ni la despide, ni la cambia de zona para que, al menos, el daño no sea tan grande. Se pelea con mi suegra. Luego se contentan.

Al lado de ellas viven sus sobrinas. Bueno, “viven” porque van y vienen. Pero son muy despegadas. Mi suegra dice que no cuenta con ellas para nada. Que mejor se apoyan en nosotros. A veces me siento muy cansada, como cuando tengo (tenemos) que ir por el medicamento, o dejar una incapacidad, o simplemente ir por las tortillas a varias cuadras. Luego pienso, están solas, enfermas, mayores. Son la mamá y la hermana de mi esposo. No puedo, ni debo quejarme. De todos modos, me quejo.

No pensamos igual, de ningún modo. De mi cuñada me separan más de 15 años de edad. Tenemos mentalidades diametralmente opuestas. No me gusta que critique mi modo de vestir, o cuando decidí volver a estudiar. No me agrada que venga y me diga como debo hacer tal o cual cosa en mi casa, con mis hijas y con mi vida. La escucho, trato de no rezongarle, quiero llevar la fiesta en paz. Mi suegra también tiene sus detalles. Pocas veces le he contestado, por respeto y porque no quiero alargar más una discusión. Sin embargo, ella misma lo dice, soy de las pocas que le llevan la contra. Creo que tenemos el carácter muy parecido y por eso chocamos. Hay cosillas atoradas, que me hacen nudo en la madrugada.

No son malas personas, al contrario, le agradezco tanto a la señora la educación que le dió a mi esposo, por ella, es él quien es, un hombre de valores, respetuoso, responsable, amoroso, valiente, trabajador. Su hermana le enseñó muchas cosas, le acompañó haciendo las veces de “madre-hermana”, se preocupa por él. Cuando hemos estado necesitados, me manda despensa. Quiere mucho a mis hijas, les hace regalitos a pesar de su precaria situación económica. Y ni modo, aunque no coincidamos en muchos aspectos, somos familia y así nos queremos.

Mi madre estuvo por aquí la semana pasada, apenas ayer regresó a su casa. Mi mamá. Una relación amor-amistad-desconcierto que a veces… a veces no sé manejar. Amo a mi mamá, me dió la vida, hizo lo posible por darme una buena educación, quiso ser mi amiga apartándose un poco de su papel de mamá convencional. Es una buena persona, es cariñosa, entregada, ocurrente, trabajadora, responsable, bailadora, amiguera, platicona. También es nerviosa, criticona, pesimista, impaciente, indiscreta. Tenemos roces. De repente no me aguanto, en momentos debo morderme la lengua para no contestar. Me saca de quicio que tenga que saber el más mínimo detalle de cualquier evento en nuestra existencia. ¿Qué te dijo? ¿Porqué te lo dijo? ¿A que horas te lo dijo? ¿Dónde estabas cuando te lo dijo? ¿Qué gestos hizo cuando te lo dijo? ¿Qué ropa traía puesta cuando te lo dijo? ¿Qué clima hacía cuando te lo dijo? ¿Y tú que le dijiste? ¡Ah! Le dijiste que esto y lo otro. ¿no? ¡Le hubieras dicho que esto y que lo otro! ¿Porqué no le dijiste? ¿Qué estabas pensando? ¿Cuándo se lo vas a decir? ¿Y si mejor yo se lo digo? … y así sucesivamente…

Ella gusta de saber todo de todo (así como Sid el niño científico). Hace varios años la encontré esculcando los cajones de los libreros, cómodas y trinchador de mi casa.

-¿Qué busca?- le pregunté.
-Nada, quería saber que tenías aquí.- ¡Plop! (quería saber que había en los cajones del clóset, y en la alacena, y en el baño, y en mi diario, y en el celular, y en mi mente, y… y… y… *ella se da un par de cachetadas guajoloteras y contínua*)

Se hace muchas ideas mi mami. MUCHAS IDEAS. Que si aquel la está persiguiendo, que si aquella la vió feo, que si el otro le contestó mal porqué se enojó porque la tarde del 25 de junio de 1982 mientras volaba la mosca, mi mamá bostezó y el otro pensó que se estaba burlando…

Ayer vino el surtidor del agua. Compré un garrafón, le entregué el envase vacío, me dió la nota. Mi mamá estaba aquí.

-¿No tiene otro garrafón que me preste? El viernes se lo regreso.
-Sí-
le digo. Ya me lo ha pedido otras ocasiones, y se lo he prestado. Ignoro porque hace eso, pero bueh…
-¿No le habías dado otro garrafón ya? ¡Ya le diste un garrafón! ¿Para que le das 2 garrafones? ¿Si te fijaste que le entregaste 2 garrafones? ¡No te das cuenta!
-Le presté el otro garrafón.
-¿Y para qué? ¿Porqué te pide otro?
-¡Yo que sé!
-Tal vez está haciendo chanchullo, a lo mejor es una tranza, a lo mejor lo vende aparte y las ganancias son para él, a lo mejor rompió un garrafón, ¿Porqué nomás a tí te pide? ¿Sabrá su jefe que hace eso?
-No sé ni me interesa. Ni me beneficia, ni me perjudica.

Silencio…

Ahora que lo escribo, estoy siguiendo el mismo modelo de mi mamá con Mija. 😦 Apenas le pregunto algo, ya la estoy interrumpiendo, sacando conclusiones y exigiendo una aclaración al porqué de su comportamiento.

-¡Espérame mamá! Todavía no termino de explicarte– ¡Chicles y chocolates!

La riego con Mija. La quiero mucho, la amo, daría mi vida por ella. Es la realización de mis sueños de infancia, la unión de nuestras células, la herencia de mi Padre, la señal palpable  de que hay amor entre mi esposo y yo. ¡Pero como la regaño! La juzgo, la critico, la sermoneo. Parezco un militar de alto rango pisando los talones del nuevo cabo. 😦 Ella tan hermosa, sensible, inteligente, ocurrente, curiosa, imaginativa, creativa. Pareciera que mi misión en la vida fuera cortarle las alas. Siempre yo con mi cara de fuchi, siempre ella preguntando ¿estás enojada?

El Monstruo aparece. Me enojo, me desespero, me reviento. Porque no me obedece, porque no recoge, porque no me contesta, porque se hace atenida, porque se la pasa acostada, porque quiere estarse el día entero frente a la PC o la TV. Ante el impedimento de salir a jugar con su pierna enyesada, le sugiero: lee un libro, repasa lo del exámen, escribe en tu agenda Amix, escribe en tu diario, arma rompecabezas, ayúdame a forrar las mariposas para el festival, practica la guitarra, dobla la ropa, juega con la plastilina, juega con los imanes, con el pequeño laboratorio, juega con tu hermana, ven para enseñarte tal o cual, juguemos a las adivinanzas, o a las canciones, o…

-¡NO! ¿Porqué eres así conmigo? 😦

La pre-adolescencia, su “no quiero crecer”, el yeso, el estar encerrada a piedra y lodo (no ha ido a la escuela, taller, coro, catecismo), el nuevo trabajo de papá, la panza de mamá… todo se le junta a Mija. Y en vez de comprenderla, arrullarla y besarla, la riño, la castigo y la dejo sola.

5:15 a.m. El sueño no regresa. Mi esposo se acaba de levantar a preguntarme que ha pasado. Vuelvo a la cama. A ver si estando allá el sueño me alcanza.

Anuncios

Autor:

Varias ideas rondan mi mente, muchas palabras quieren salir, pocas personas que quieran oir lo que en ocasiones me es dificil decir

16 comentarios sobre “Sin Sueño

  1. Cuantos pensamientos acaparan nuestra mente en nuestros desvelos. Con tantos quehaceres y preocupaciones no conseguimos dormirnos a veces. Me ha gustado mucho cómo has definido a tu madre, me ha recordado mucho a otra mamá que conozco. Un fuerte abrazo y espero que hayas podido descansar

    1. Yaneth, me fui a dormir por espacio de 2 hrs., descansé un poco y ya me enrolé en el día, bañarme, dar desayuno, llevar a mi pequeña al jardín, junta de padres, mandado, bancos, etc.
      Por la tarde me traerán a las hijas de una amiga para cuidar, así que yo creo el descanso será hasta la noche. El simple hecho de desahogarme ya me hizo sentir mejor. Gracias por estar y por tus comentarios. 😀

  2. Oli, me dejas pensando cuántas veces regaño a Gabriel, y que también me dice “no te enojes, mami”… 😦 es que a veces ni uno mismo sabe qué hacer, ni cómo hacer las cosas para que todo vaya bien.
    En la familia lo difícil es entender que a pesar de tener lazos de sangre (o de adn, yo que se), somos muuuy diferentes… a veces más diferentes que con las amistades, porque a los amigos los elegimos por ser afines a nosotros. Me pasa con mi mamá, que a las 8am me pregunta: “ya llevas esto? que vas a hacer hoy? como estás?”… y yo que despierto siempre de malas, apenas si contesto “si, no se, bien”… y eso cuando no contesto con un “mjum” :-S así que a la siguiente vez, mamá no me pregunta (cuando son las 7pm y yo estoy de buenas), y empiezo yo “que tal tu día mamá? como te sientes?” y entonces es cuando ella contesta “bien”.
    Te digo, es difícil entendernos a todos, a ver si con nuestros nenes mejoramos la comunicación (porque siento que es más difícil cambiar con los adultos, jeje).
    Abrazos!!

    1. ¡Ay Bere! ¡Como me haces reír! Sí, claro, también nosotras tenemos nuestros “asegunes” y si nuestras madres escribieran sus blogs ¡la de cosas que dirían de nosotras!
      Eso, tratar de no cometer los mismos errores y de no seguir los mismos patrones (si es que no han funcionado) con nuestros hijos. Yo me detengo a pensar en eso, hablo mucho con Mija, dialogamos, la hago razonar, y a veces ella es quien me hace entrar en razón. 😀

      1. Ay, calla boca! le voy a prohibir a mi mamá que escriba un blog… capaz que habla mal de mí… ya la estoy leyendo “si supieran cómo trata a mi pobre niño, es una dictadora!! y lo peor, no sabe hacer de comer, qué le espera a mi muchachito?”… ains, hasta se me está ocurriendo hacer un post de lo que dice mi mamá!! jajaja… bueno, deja lo pienso, mientras sigo con las historias de la prima de mi amiga.

        1. No sería mala idea ¿Has leído http://www.comonoserunadramamama.com/ ? Es genial, léela, seguro te identificas con más de algún post. O bien desarrolla ese lado oscuro: “lo que diría mi mamá si tuviera blog”
          Sí por favor, que ahora no podré dormir sin saber que paso con la prima de tu amiga (Echóte a tí la culpa de lo que pase, cúbrome yo la espalda con tu dolor)

  3. Ah cariño, en todos lados se cuecen habas! Tengo una suegra parecida a la tuya, mi marido no tiene hermana pero su prima por suerte se ha ido a vivir a otro estado, mi madre es como la tuya, pero la acepto y la quiero así y mi Baltasar es taaaan parecido a tu Mija…. 😉 descansa! Después de tanto trajinar necesitas acomodar el lugar de tu niño. Bssss

  4. Que malo es pensar demasiado. Nadie es perfecto, si así fuera, la vida sería muy monótona y predecible. Espero que te vuelva el sueño. Probablemente el bebecito que portas no te esté dejando domir. Descansa.

    1. El insomnio me acompaña desde que fuí madre por primera vez. Tengo temporadas en que me acuesto a la 1am y me levanto a las 6am. De repente, sí me duermo a las 10 pm y muy a gustito hasta otro día. cuando puedo hago siesta a la hora de cerrar el ciber, sólo que a varios clientes se les ocurre venir a las compus a esa hora. Con bebé y sin bebé, seguido estoy sin dormir. Gracias Dácil!

  5. Oli, que identificada me siento! Mi mama es igual quiere saber todo de todo en nuestras vidas, si bien sin ella no podría hacer muchas cosas ya que viene 3 días a mi casa, igual peleamos harto porq trata de controlar la vida de nosotros como si aun tuviéramos 10 años, la relación con la mayor es igual, peleas, discusiones, etc la reto mucho y me olvido q es una niña, me sentí tan identificada cuando escribiste sobre ella 😦 en fin…. Me encanta leerte porq siento q pasamos por las mismas cosas y no me siento sola en la crianza

    1. Muy en el fondo creo que así somos todas las mamás, queremos saber todo, controlar todo y tener la razón en todo. Mi mamá también parece que quisiera tratarme como a niña, pero el trato no es igual con mi hermano, esto es para otro post.
      Y eso es lo malo, que terminamos repitiendo el patrón que nos han eseñado 😦 pero nos damos cuenta y en nuestras manos está el poder cambiar ¿no esa así Pame?
      Gracias a tí por tus palabras de apoyo. 😀

  6. Oli, ke tal como va esa panza?! … la vdd la relacion con mi suegra ha cambiado ya hasta platicamos mas jeje y de repente me da uno ke otro consejo pero aun asi a veces no los tomo por ke no me parecen, si pensamos de modo diferente… con mi mama pff mi mama no es asi de estar preguntandome todo eia espera a ke yo le cuente algo ya sta acostumbrada ke tarde o temprano le cuento las cosas si tenemos nuestros roces pero mas por ke yo tengo un caracter fuerte y a veces me agarra de malas y le respondo … despues me arrepiento y me disculpo pero siempre me responde “Yolis te conozco desde hace 28 años ya se como eres… bueno ahora ke es lo ke te paso…” y ai me suelto contandole todo jaja a veces me da consejos o a veces solo me escucha

    con Danna mmm pues como me dice mi mama nadie nace siendo madre es cierto tenemos un instinto pero aun asi cometemos errores regañamos a los hijos a veces sin razon y es ke uno de nuestros pekeñitos errores es ke olvidamos de ke son niños y keremos ke piensen como uno… ke sean como uno y pues eso no es correcto todos son muy diferentes tienen una personalidad unica y lo ke podemos hacer solamente es guiarlos por el buen camino pero no imponerselos … darles independencia y respetarla 😀 bueno son muchas cosas ke he aprendido con mis nenas, y aunke aylin tenga solo 4 meses la voy conociendoo muyy bien … pero la vdd es ke aun estoy verdeee me falta mucho por recorrer

    Saludos cuidate 😀

    1. La panza crecieeeeeendo cada vez más camino como patito
      Me da gusto que te lleves mejor con tu suegra, sinceramente, por el bien de todos en tu familia
      Y pues bueno, tu mami mejor que nadie para conocerte y escucharte, lo bueno es que es joven y te comprende.
      Y sí, ni modo, con los hijos experimentamos, nos equivocamos, caemos y nos volvemos a levantar…
      Gracias por pasar, saludos, abrazos y tú también cuidate.

  7. Con razon no tenias sueño, con tantas cosas en la cabeza….
    Esto es bueno, sacar estas cosas, ya te lo he dicho, y te he dicho que tengo que hacer lo mismo, y lo haré, solo que me apena un poco.
    Ya vez que con este ejercicio notaste que actuas como tu madre, como precisamente no te gusta. Y tu hija es la que esta recibiendo descargas que no le tocan. Espero que al escribirlo logres sacarlo y te conviertas en la mama que tu hija necesita.
    Abrazos!

    1. Estoy trabajando en ello, créeme. Cada día, me repito que debo cambiar mi molde. Al menos, Mija me dice lo que siente, al rato se le olvida el mal trago y me dice: te quiero mucho mamá. :´)

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s