Publicado en Familia, Personal

Situación de Riesgo

Ayer había un letrero pegado en la reja del kinder de MiBeba, donde nos invitaban hoy a una plática del grupo D.A.R.E. acerca de primeros auxilios con los niños pequeños. De momento no recordé lo que significaban las siglas y lo relacioné con técnicas de respiración, atragantamiento y tratamiento de heridas. Así que hoy llegué muy mona al jardín con mi niñita de la mano, pero olvidé lo que siempre cargo: una libretita y pluma para anotar la plática y una cámara para tomar evidencia. 😦

Después de un buen ratototote esperando, descendieron dos policías de una patrulla e ingresaron a la escuela, se presentaron, creo se disculparon por la demora y comenzaron. Todos los niños estaban formados y los colocaron alrededor del patio central. Uno de los policías nos explica:

“Lamentablemente vivimos en una época donde los ataques de la gente mala son constantes. Yo recuerdo que cuando niño podía salir libremente a la calle y jugar, ahora nuestros hijos no pueden hacer esto. Hoy queremos informarles el modo en que deben reaccionar ante una situación de riesgo.”

Situación de riesgo 1: Detonaciones.

Los 4 errores más comunes que cometemos cuando se nos presenta esta situación:

  1. Correr. El miedo nos hace reaccionar de este modo, pero no debemos hacerlo. Al correr usted no sabe si se aleja del problema o se acerca a él. Puede tocarle un fuego cruzado y perder la vida en ello. Los malos lo pueden confundir y dispararle, los buenos también. Así que ¡No corra!
  2. Ver. ¿Qué quiere ver? Si usted está en un lugar cerrado (escuela, trabajo, casa, edificio, comercio) y escucha detonaciones ¿Porqué sale a ver que es lo que está pasando? Si por el contrario, se encuentra en un lugar abierto ¿Porqué corre a ver de donde vienen los disparos? ¡Protéjase!
  3. Asomarse. Muy relacionada con la anterior. No se asome a las ventanas, no permita que la curiosidad le gane ¡Aléjese!
  4. Grabar. Muchas personas han fallecido por ponerse a grabar con el celular. Si los malos los ven videograbando, le disparan sin pensarlo. ¡Absténgase!
¿Qué debemos hacer?
  • Tirarnos al piso boca abajo, de forma ordenada, no aventándonos, las rodillas tocan el suelo primero, el resto del cuerpo después. Las manos en la nuca, los pies juntos, la cabeza baja, no levantarla “para ver” lo que pasa. Guardar esta posición hasta que la situación de riesgo haya pasado, es decir, cuando dejemos de escuchar detonaciones y una voz de mando -policía, militar, director, padre de familia- nos indique que podemos ponernos de pie.
  • Al pararnos, debemos separar los pies, apartar los brazos del cuerpo, las palmas hacia abajo y la cabeza mirando nuestros pies. Esto para demostrar a las autoridades que no estamos armados y no pensamos huir. Si nos buscamos algo en las bolsas, o nos movemos demasiado seremos sospechosos.
  • Mantendremos esta posición hasta que la voz de mando se haya cerciorado de que ha pasado la situación y estamos a salvo.

 Situación de riesgo 2: Un artefacto explosivo.

Una granada explota a los 5 segundos de haber sido activada. Si podemos alejarnos de ella, hagámoslo. Si no:

  • Tirarnos al piso boca abajo, apuntando nuestros pies hacia donde se encuentra el explosivo. Los brazos a los costados, protegiendo las costillas, y con nuestras manos taparnos los oídos, mantener la boca abierta y la cabeza hacia el piso, no volteada, ni para arriba, ni para los lados. Esto con el fin de proteger los órganos vitales, los pies recibirían el impacto inicial.
  • Ponernos de pie hasta que se nos indique, tal como explicamos en la situación anterior.
  • Quedarnos en esa posición hasta que una voz de mando nos ordene lo contrario.
Hicieron énfasis en lo siguiente:
  • Si tenemos a nuestro resguardo un niño pequeño, desde recién nacido, hasta 4 ó 5 años, o chiquitos que no alcanzan o no saben como reaccionar, hay que abrazarlos y cargarlos, protegerlos formando una “jaula humana”, esto es, me coloco de rodillas y despacio me acuesto en el suelo, cubriendo con mi propio cuerpo el del infante. No lo aplasto porque entre mis rodillas y mis codos se hace un hueco que tapa al niño. De igual modo, mantener la cabeza agachada. Esto espantó a varias madres, pues pidió prestada una bebé recién nacida para hacer la demostración física de la posición.
A las maestras y Directora del plantel se le hicieron estas sugerencias en específico:
  • Una persona asignada para cerrar la puerta en cuanto se detecte una situación de riesgo
  • Nadie entra, nadie sale.
  • Verificar que los niños sigan las indicaciones dadas.
A los padres de familia en especial nos dijeron:
  • Si ustedes se percatan de una situación de riesgo estando sus hijos en el jardín, y ustedes fuera, ¡No entren! No vengan corriendo tratando de sacar a su hijo de la escuela, sólo estorbará el trabajo de la policía y puede salir mortalmente herido.
A todo esto, me sentía yo muy mal, no sé, empecé a agitarme, a no alcanzar la respiración, me dolía todo. No, no me aventé al suelo, sí quise hacerlo, pero la panza me iba a evitar tal hazaña. Me dieron ganas de llorar. 😦
Los niños se portaron muy obedientes, haciendo cuanto les indicaba el Policía, todos menos dos: un niño que estaba llora y llora asustado y MiBeba 😦 quien dijo que tenía miedo, que se iba a tomar agua y que quería que yo estuviera con ella en todo momento. Se escondía detrás de mí, me abrazaba, me jalaba, desviaba la mirada, se agachaba. Yo, sinceramente me sentía muy afligida, le insistía en que debía hacer el simulacro y ella nada. Pensaba que, si se llegaba a dar esta situación, MiBeba no reaccionaría de la manera esperada, imaginé mil y un cosas, traté de poner toda mi atención posible, ya que como comenté antes, ni pluma, ni cámara para guardar la memoria.
Total, terminó la plática, la dejé en su salón, me fui a mi casa. Cuando regresé a por ella, ni siquiera mencionó la charla. Todo el día anduve apretujada, como que no podía respirar.
A la hora de la comida, les platiqué a mi mamá y a Mija, sin decir nada de la falta de participación de MiBeba, y ándate, que mientras describía las posiciones, MiBeba las hacía a la perfección. Al final, hasta le aplaudieron. 🙂 Ya pude descansar.
Más información:

Medidas Preventivas

Anuncios

Autor:

Varias ideas rondan mi mente, muchas palabras quieren salir, pocas personas que quieran oir lo que en ocasiones me es dificil decir

10 comentarios sobre “Situación de Riesgo

  1. Hola, como estoy despíerta te dejo mi comentario. Excelente tu post y mas en estos tiempos tan violentos que estamos viviendo, mas nos vale estar alertas y estas recomendaciones no estan de mas, Sophie tambien en su escuela hicieron simulacro no asistimos solo nos pasaron un resumen con fotos de como nuestros hijos habian aprendido que hacer calmadamente, en esa ocasion fue un bombero a darles la platica, claro que si te apachurrran el corazon cuando vez a tu hija en general a todos los niños tirados como dicen pecho tierra, pero despues pense que bueno, aunque no dejo de pensar cuando volvera la paz y tranquilidad que hasta hace unos años gozabamos.
    Saludos Oli : =)

    1. ¡Gracias Jesú por pasar y dejarme tu huella!
      Aprecio mucho tus palabras, eso me puso muy triste, pensar en cuándo pasará, cuándo saldremos a la calle sin miedo. Por una parte que bueno que los niños tengan conocimiento de estas técnicas, por otra parte que triste, muchos de ellos con pesadillas, algunos asustados de ver a los uniformados, corrieron a esconderse tras su mamá.
      Un beso preciosa y ya es hora de dormir 😀 (mira quien lo dice)

  2. Querida Oli, estos tiempos son complicados… No solo allí, aquí, y en todo el mundo. Es importante tener herramientas y saber como defenderse ( como hablábamos de los otros niños) aunque sea difícil y cruel. La realidad es mas hostil, de lo que nos gustaría, pero no podemos esconder la cabeza…. No estés triste….
    Bsss
    Carla

  3. Ay, Oli, pienso igual que Jesu, me da mucha tristeza que los niños ahora tengan que conocer estas cosas, que sí son útiles, claro… pero es que uno quisiera que vivieran su infancia sin preocuparse más que por el niño que les quitó el juguete o que mamá se enoja porque rayó las paredes.

    Fíjate que lo que comentas de tu beba, me pasa mucho con el Gabrielin, pienso que no está escuchando ni poniendo atención, pero sí lo hacen! solo que en el momento no se atreven.

    Abrazos!!

    1. Sí, eso es lo que me puso muy triste. Pero ya estamos aquí y tenemos que tomar medidas, una de ellas es estar informados y preparados.
      Sí, seguido me pasa con las 2, me sorprenden cuando compruebo que están atentas a todo.
      Gracias por los abrazos, los necesito! 😀

  4. Es triste ke ya no podamos andar libremente como antes, y si te pone triste ke tus hijos vivan su infancia casi casi encerrados, tmb en el colegio de danna hicieron el simulacro, yo no fui mi panza me lo impedia pero es bueno ke sepan como reaccionar… pero animo a pesar de toda sta situacion tenemos ke buscarle el lado alegre a la vida para ke star viviendo la vida con miedo ^^

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s