Familia·Maternidad

Día de la Madre

El 10 de Mayo se festeja a las mamás en México. La verdad, me parece más una estrategia publicitaria, uno de esos días en que los restaurantes, florerías y tiendas de regalos tienen un poco más de ingreso. No me agrada para nada que lo hagan sentir a uno mal por no llevar a comer a su mami ese día, así uno se porte como un desalmado el resto del año. Lo peor es cuando, todo el familión loco se junta pra “festejar” a la madrecita, se emborrachan y salen de pleito, y la mamá-abuela termina lavando chorro mil trastes, recogiendo objetos rotos, solicitando el servicio de lavado de salas y tapices y pagando la comida :(.

Pero, bueh… no era eso de lo que quería hablar. Mi día de la Madre lo pasé en casa, atendiendo a Mija fracturada, a Mibeba que no tuvo kinder, la casa, el ciber… igual que cualquier otro día. Sólo llamé a mi mamá para que mis hijas le cantaran las mañanitas, ella estaba enferma y no podía venir, yo con las 2 chiquitas no pude ir a su casa.

Sin embargo, al día siguiente había evento en el Jardín de Niños. Asistí con Mibeba, con cierto recelo, porque nos habían dicho que llevásemos ropa cómoda, ya que habría actividades con los pequeños. El festejo, fue, gracias a las maestras, algo muy sencillo (de verdad lo agradezco, no tenía dinero para gastar en algún vestuario costoso que sólo usarán 3 minutos). Nos reunieron en el patio, los chiquitines nos cantaron Las Mañanitas y Mamá de Timbiriche 🙂

Claro, que muchos de ellos no tienen la menor idea de que trata la canción, varios se “chivearon” -entre ellos Mibeba- y parecía que querían salir corriendo. Así, simple, sin vestuario espectacular, ni adornos. Linda la canción.

Luego hicimos un poco de ejercicio, bailando el Chuchuwa, El baile de la abejita y El agua y el jabón, melodías con las que “desperezan” a los niños cada mañana.

Ahora sí, ahí viene lo bueno. El primer juego consistió en ponernos en 4 círculos, Mamá-Hijo(a) alternados, nos pasamos una pelota ligera y donde se detuviera la música tenían que pasar la pareja Mamá-Hijo a meter gol en 2 porterías que estaban al frente. Prueba superada, MiBeba metió 1 gol en 2 intentos y yo no pude hacer un sólo gol en 3. 😦 Sale chueca, no sé, por más que le doy, la pelota se me va pa’l otro lado, según yo que saldría disparado como bólido al frente y nanais.

Para el segundo juego nos trasladamos a las afueras del Kinder. Había 4 sillitas en el césped y teníamos que caminar cierta distancia desde nuestra fila hasta las sillitas con el niño montado en nuestros pies, sentarlo, inflar un globo, levantarlo y aplastar al globo con el peso del pequeño. ¡Gulp! Una señora, que yo creo no leyó el recado, o tiene una idea muy diferente a la mía de ropa cómoda, ataviada con un microshort, tacones, blusa sin mangas y con tirante en un hombro, no participó, se limitó a fotografiar a su hijo conviviendo con su abuelita (Modo Criticona ON). Esto no tendría nada de malo, salvo que la abuelita ya se veía muy traqueteada y andaba casi sin aliento, estaba algo grande la señora y lucía MUY muy cansada.

¡Ah sí! ¿Y yo qué? Pues… la Maestra de Mibeba vió mi cara de ¿Y ahora que hago? con mi panza no podía tener control sobre mi equilibrio y seguramente caería en el primer paso. Entonces, ella muy amable se ofreció en sustituirme, ¡Adelante! le digo y agarra a Mibeba de las manitas y ¡Vámonos! Ganamos, ganaron el primer lugar 😀

El tercer juego: Mamá frente a mamá tomamos dos palos de escoba a manera de tabla, sentaron a su hijo, tuvo que agarrarse de nuestros brazos para no caerse, lo cargamos hasta la sillita y teníamos que regresar corriendo a por el otro niño, en este caso MiBeba. Pero no señor, yo me estaba desbaratando antes de salir de la línea, la mamá que me tocó era más alta y más fornida que yo, dieron el silbatazo de salida y me llevaba al mal traer ¿acaso no vió mi barriguita de embarazo? poco le importó, lo que ella quería era ganar, corría 2 pasos adelante de mí. Llegamos a la sillita, no sé ni como bajamos a su niño, solté de plano los palos y se regresa en friega corriendo sola. Otra vez la Miss al rescate, tomó mi lugar y cargaron a MiBeba, quien traía una cara de susto que no podía con ella. MiBeba trataba de divertirse, lo sé, pero como que no le gustó la altura. 😦

El cuarto juego: Se trataba de correr con su niño hasta donde estaba una llanta amarrada con un mecate, montar al niño en ella, jalar la cuerda hasta donde estaban las demás mamás, dar la vuelta y regresar la llanta a su lugar. ¡PUF! Nomás de pensarlo ya me había cansado. Estem, estem… ¡cof cof! ¿Y la maestra? O.o No la ví por ningún lado… pero otra maestra que también conoce a MiBeba (A estas alturas del partido, todas las misses la conocen) se ofreció y hete aquí que tuvo pues 3 mamis diferentes en un mismo día. ¡JAJA! Creo que me divertí más viendo como jugaban que de haberlo hecho yo.

Luego, hubo la rifa de una despensa, no me saqué nada, pero no importa, nos la pasamos bien en el evento y principalmente, era para reparar los aparatos de aire que buena falta hacen.

Para finalizar, nos entregaron unos portaretratos hechos con cartón, sopita de coditos y papel aluminio que nuestros hijos hicieron con sus propias manitas. 🙂

P.D. ¡Eso sí es un regalo!

12 comentarios sobre “Día de la Madre

  1. Oli, lo mejor de la vida son las cosas sencillas… al menos así es en mi familia, jejeje. Nosotros rara vez salimos a comer el día de la madre, porque hay una fila larguísima en cada restaurante, y generalmente le preparamos algo en casa (que yo suponía era lo máximo para mi mamá que siempre cocina, jaja)… ahora entre el trabajo y el Gabrielin, ya ni nos tocó eso, pero vino mi hermana que vive en SLP, y mi mamá estuvo feliz de estar con nosotras. Yo creo que sí, el día de… (la madre, del niño, del papá, del amor, etc) se han convertido en días comerciales, pero también es una oportunidad para recordarnos lo importantes que son, para quitarnos la pena y abrazarnos, besarnos, decirnos “te quiero”, y eso es más importante que dar un regalo.
    Por cierto, que me hubiera encantado tener un festejo así en la guardería 😀 seguro que nos habríamos divertido de lo lindo, jiji.

    1. Estoy de acuerdo contigo Bere, lo sencillo es lo mejor. También es cierto que nos da pena demostrarnos el afecto, muy cierto, muy cierto.
      También a mí me gustó el festejo, sólo que me cansé mucho, si no estuviera embarazada te aseguro que habría corrido mucho 😀

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s