Publicado en Familia

Primer Día de Clases

Hoy es mi primer día de escuela. Desde hace algunos meses mamá me entrenó para ir al baño, advirtiéndome que cuando vaya al kinder, tendré que ir sola. La verdad no quería levantarme, tenía mucho sueño todavía, pero mamá me cargó en brazos hasta el comedor, me sirvió licuado de chocolate y plátano y también me dió yogurth. Le dije que no tenía hambre, pero ella insistió. Me encanta la lechita con chocolate, lo que me disgusta son las semillitas del plátano, parece que ahora las coló. Terminé tomándome medio vaso, y sólo le dí una probadita al yogurth, lo que realmente quería, era seguir acostadita en la cama. No sé porque tanto alboroto, parece que todo lo que se hace por primera vez causa mucha emoción en ella. Sí, también en mi papá. Por cierto, ¿Dónde está mi papá?

Mamá dice que papá fue a dejar a mi hermana a la escuela, porque ella también regresó a clases. ¡Vaya, creo que la voy a extrañar! Estuvimos jugando todas las vacaciones, y ahora ella se irá temprano a estudiar. Yo también voy a estudiar, voy a escribir los números y las letras que me diga mi maestra, voy a colorear y a tener amiguitas y amiguitos, voy a jugar mucho y a la hora de recreo me voy a comprar mis gorditas de frijoles. Me tomé mi medicina, era de vainilla  y ahora es de fresa, no sé que le hizo mamá para que cambiara de sabor. Ya me lavé los dientes y se los enseñé a mamá: blancos los dientes, rosa la lengua. Siempre sonríe cuando le muestro mi boca.

Mamá me apresura un poco, me pone el uniforme, yo me abrocho los zapatos y me tiro de nuevo en la cama. La cama de mis papás es la más cómoda que hay, más que mi cuna o que la cama de mi hermana, ahí me pasaría el día entero, si no fuera porque también quiero ir a jugar. Ese uniforme me gusta mucho, se lo he mostrado a cada persona que nos visita, y todas dicen que está lindo, eso que no me lo habían visto puesto. Ahora sí me parezco a mi hermana, que cada mañana tenía que ponerse el de su escuela.

Me acomoda de nuevo las dos colitas de cabello que me hizo desde anoche, me da un abrazo y un beso, agarramos la bolsita donde va mi lonche: sandwich de mermelada y un yogurth de manzana ¡mmmh, delicioso! Ya me lo quiero comer, mamá dice que espere al recreo… ¡que mal!

Vamos caminando por la calle, veo muchos niños con uniforme de la mano de sus papás, mi mami me explica que también ellos entraron hoy a la escuela. Le pregunto si nos vamos a ir caminando, en camión o en taxi, dice que poquito caminando y otro poquito en camión. Ya sé el camino a mi kinder, fuimos varias veces en vacaciones, lo ví por fuera y está bien padre, hay varios jueguitos, ví una resbaladilla a la que me quiero subir. Ya nos subimos al camión, mi mamá siempre me carga para subir y para bajar, creo que ahora le peso un poco más, esque ya estoy más grande. Me acurruco en su regazo, está tibiecita como siempre… me gustaría dormirme, estoy muy tranquila aquí. Apenas estaba cerrando los ojos, ya tuvimos que bajar del autobús. Hay que subir un puente ¡Me gusta subir los puentes! Los carros pasan por debajo de nosotros, allá se ve mi kinder, mi mamá me toma más y más fotos, ahora sí ¡A correr!

Hay muchos niños aquí, unos están llorando, no sé porqué lo hacen, el kinder está padrísimo, hay muchos colores y dibujos bonitos. ¡Ahí está papá! ¡Vino a verme en mi primer día! ¡Cárgame papá soy bebé! Papá me enseña donde queda el baño de las niñas, y que tengo que lavarme las manitas al salir. Es extraño, pero como que… se me están quitando las ganas de quedarme.  Me agradaría regresar a casa con mi papá y mi mamá. Me abrazo a sus piernas y me quedo viendo todo. No conozco a nadie, ni a las maestras, ni a los niños… ese señor me está tomando fotos, mi mamá le dijo que no, pero él insiste. Salió la bandera de México, le cantamos, ya le dije a mi papá que él no cante, nomás los niños. Pronto que se fue, una señora nos está dando la bienvenida, la directora dicen mis papás.

Me llevan al salón, me preguntan mi nombre, mamá verificó que yo estuviera anotada ahí en esa lista. Me pusieron una estrellota azul en el uniforme donde anotaron mi nombre, un gafete. ¡Me gusta! Mamá me pregunta sí sé lo que va a pasar ahora, ¡Por supuesto que sí! ¿Qué va a pasar? No sé, me encojo de hombros y le pregunto que sigue. Dice que me voy a quedar en el salón, con la maestra, que voy a jugar  y aprender nuevas cosas, me recomienda que obedezca y que todavía no abra la bolsa con el sandwich ¡Ash! Creí que no me había visto. Que a la salida vienen por mí y que me divierta mucho. Y que coloree bonito, como los dibujitos que hago en casa. Me dieron besito en la frente mis papis, se van y me dicen adiós por la ventana. Papá sonríe, Mamá también, sólo que ella tiene una pequeña lágrima. Ella no la ha visto, yo ya la ví. 🙂

Anuncios

Autor:

Varias ideas rondan mi mente, muchas palabras quieren salir, pocas personas que quieran oir lo que en ocasiones me es dificil decir

15 comentarios sobre “Primer Día de Clases

  1. Qué emoción tan grande, me remonté 27 años atrás cuando fui a Kinder por primera vez, soy la mayor de mis hermano(a)s, así que fue fuerte para mis padres dejarme allí. Yo también vi muchos niños y niñas llorando y me preguntaba por qué. Nunca olvido que le dije a mis papás que ya se podían ir, me miraron con asombro y con tristeza, quizás esperaban que fuera a llorar como los demás, pero yo estaba feliz, jaja!! Es un momento muy especial que marca la independencia de los niños, gracias por el relato, me trae muchos sentimientos a la memoria.

    1. Demasiado deprisa Bren!!! por más que quiera no puedo atrapar los segundos, se me escurren entre los dedos! 😦
      Lo ha pasado muy bien! Ya tiene una amiguita con quien jugar y está contenta con su maestra, hoy llegó cantando el piquito de mi pajarito. 😀

  2. Comoooo? pero si es una beba!! Jaja, bueno, para nosotros siempre serán bebés, pero ellos superan cualquier expectativa, aprenden mucho, hacen muchas cosas, y uno se sigue sorprendiendo que lo hagan si son tan pequeños (a nuestros ojos).

    Besos a la beba y abrazos a la mamá

    1. Sí caray! Regresó cantando melodías nuevas, con amiguita nueva y muy contenta. Es más, agarró unas tijeras y se puso a recortar revistas, que “porque le gusta mucho”, cuando antes ni por equivocación hacía eso… 😀

  3. Se me salieron unas lagrimitas…que lindo post!!! cuando lleve a palomita al jardín me llevaré tu post para mi blog!

    Mi chiquita ya hace chichí en el baño…yupiiiiiiiiii!!

    Un abrazote

  4. Ay se me encoge el corazon. El primer dia de clases del peluche las maestras lo despegaron de mi cuerpo. Parecia un gato, no queria quedarse, mejor dicho, queria quedarse pero conmigo, cuando se dio cuenta que yo me iba, ya no le gusto la idea….. y yo, llegue a la casa llorando y tirandome en la cama a llorar, me hacia falta mi hijo, no me gusto que se quedara llorando, aunque cuando lo busque no se queria venir para la casa.
    Ahora faltan unas semanas para el nuevo año escolar y tiene varios dias preguntandome cuando va a ir a la escuela, sabe que sera una escuela nueva y quiere ir lo mas pronto posible.

    Como estuvo el dia de tu nena? y los dias siguientes?

    1. Ella ha estado feliz de la vida, regresa a casa con una sonrisa y canta canciones nuevas, juegos que no conocía y la maestra la felicita por ser tan ordenada y colorear tan bien. El primer día hizo una amiguita y al segundo día ya tenía un amiguito también. Pero luego le preguntas y dice que no hizo nada, no aprendió nada y que no sabe nada… 😛
      Espero que Peluche encuentre nuevos amigos y se sienta mucho mejor que en la escuela anterior, verás que así será 😀

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s