Publicado en Cine

Water For Elephants

Mire que esta vez, lo único que sabía de la película era que está basada en un libro, que el protagonista era el muchachito éste de moda de los vampiros y que tenía que cuidar a una elefanta en un circo. Bien. ¿Qué más? Nada, las ganas de ir al cine y ver un largometraje que no fuera de corte infantil (¡No,  por favor no, al menos el día de las madres no!). Así las cosas el buenazo de mi marido se llevó a las chicas a ver Thor (¡No me digan que me equivoqué de sala, muérdanse los labios!) para que mi madre y yo pudiésemos entrar al agua pa’ paquidermos.

La historia: basta ver el tráiler (¡Que mal!) ya he dicho que lo que me gusta de una película es que me sorprenda, y la verdad, es muy predecible. Ya sabía que Jacob la conocería y se enamoraría de ella. Ya sabía que Marlena no podría resistir la tentación. Que era un “amor prohíbido” (acá entre nos, no creo que eso exista, si es amor ¿Cómo puede ser prohibido? creo que más bien comenzó como una fascinación, una admiración que luego fue obsesión y deseo, pasión y lo que quieras, pero de eso al amor… hay un tramo que contaron en menos de 3 patadas, entonces sí, ahí sí es amor, cuando logran vencer todos los obstáculos, que viéndolos en perspectiva, eran más sus propios temores a expresar sus sentimientos, a perder la seguridad que su posición le brindaba -ella- pues al menos él no tenía más que perder -sólo su vida, nada más, ¿qué tal?- ) 

Ya sabía también que se quedarían juntos, tenía la enfermiza y ligera esperanza de que no fuera así, será que quería un cuento de hadas con un final infeliz, así se habría convertido en uno de esos clásicos inolvidables, pero no, no fue así. Debo admitir que sí me sorprendió un poquitín el modo en que se dieron las cosas, eso sí. Es decir, casi casi al final y no digo más. 😛

Lo que sí me cautivó por completo, fue observar el modus vivendi de los artistas del circo, eso porque siempre me ha llamado la atención, ando por la vida preguntándome como será vivir de ese modo, sin un lugar fijo, echando raíces en el aire, donde tu hogar es un vagón del tren y tu familia tus compañeros de trabajo, aquí hay un cierto status determinado por lo que sea a lo que te dediques dentro del espectáculo.

El dueño del Circo es el señor que da la vida y así mismo te la quita, basándose en un sistema casi feudal, un mundo rodante dentro del mundo girante. ¡Que personaje tan complejo! Capaz de tirar a sus empleados desde el tren en movimiento con tal de no pagarles (¡Mi madre!). August, un hombre que se vuelve loco de pensar que algo malo le pudiera pasar a su amada –su propiedad-, un hombre que no teme llorar para pedirle perdón. Hace lo imposible por mantener el circo con vida, empresario visionario, no duda en hacer uso de los métodos más bizarros para alcanzar su objetivo. Su actuación logra conmoverte, lo odias o le tienes lástima o algo pasa por tus entrañas, no te puedes quedar impasible ante tal celebridad.

El anciano, el enano, la mujer sexy, personajes llenos de texturas y ambivalencias, seres que llegan a ser entrañables y cuyas existencias supongo se desmenuzan de manera más vívida en el libro. Con esa probadita tuve, para querer conocer más sobre ellos.

La elefanta, ¡Mi reina! te roba el corazón, ¡Cuánto sufrimiento se esconde detrás de las carpas del circo! ¡Cuánto dolor se necesita para poder arrancarte una carcajada por la que pagaste unos cuantos centavos! Mis respetos para el animal. Deberían darle algún premio, o si no unos buenos litros de Whisky, o que se yo que toman los elefantes, agua me parece por el título del filme. No, no. Mejor hubieran usado un elefante computarizado en vez de lastimarlo ¡Que lamentable!  😦

“Damas y Caballeros Bienvenidos al Show más espectacular sobre la tierra…” 

P.D. En general sí me gustó, aunque no me convenció el romance entre los protagonistas y encima comienza al estilo Titanic. Si a usted le gusta el estilo Titanic, tons ésta le encantará.

Sitio oficial (Inglés): http://www.waterforelephants.com/
Sitio oficial (Español): http://www.aguaparaelefantes.com/
Fotos y más: http://www.movieweb.com/movie/water-for-elephants

Anuncios

Autor:

Varias ideas rondan mi mente, muchas palabras quieren salir, pocas personas que quieran oir lo que en ocasiones me es dificil decir

5 comentarios sobre “Water For Elephants

  1. Olivia,

    El Circo es magia. Me consta que los actores de circo suelen tener un atractivo, conocí por foto a dos actores de los Fuentes Gasca, y mi cuñada se quedo impactada con ellos, las bailarinas guapisimas, por si fuera poco; sales del Circo sin poder decir palabra alguna del maravilloso evento.
    Este es un hermoso Blog, quiero escribir como tú (cuando sea grande).
    Un abrazo
    Sergio
    @gdlmat

  2. Tengo ese ebook…. Lo subiré en mi lista de libros pendientes para leer….. Siempre he pensado que cuand hacen una película basada en un libro, el libro es mejor! Y lo de Thor, pues no la he visto, apenas termine de ver avatar y estoy viendo pelis que mi esposo me ha grabado y otras que he grabado yo, por partes, media película o un tercio de película cada vez, o sea que tardo entre dos y tres días para ver una peli. Volveré al cine (luego de 5 años) cuando estrenen cars, oaraque la vea el peluche, a ver si aguanta la película completa, porque en casa no ve ni la cuarta parte de corrido.

    A mi también me llama la atención eso de los circos….. Te imaginas Oli, que viviéramos en uno? Pero eso si, nada de que nos lancen del tren, aunque sea que nos paguen con maníes.

    1. Sí, de hecho, quienes leen el libro y ven la película terminan declarando que siempre es mejor el libro. Yo también ya bajé el e-book, no me he dado tiempo de leerlo, luego intercambiamos comentarios. Ya había leído eso de que no vas al cine hace mucho, date una escapadita, un tiempito para tí, te sirve mucho. Ojalá pudieras aunque fuera a ver cars, depende mucho el ritmo de la película para que Peluche se esté quieto, además de que no está acostumbrado a ir al cine. Mija sí se está muy en paz desde bebé la llevo al cine y mibeba a veces se queda atenta y otras anda jugando, lo más común es que se duerma. 🙂
      Si vivieramos en un circo… creo que ya vivimos en uno: hacemos malabares para congeniar casa, trabajo, hijos, escuela… hacemos payasadas para hacer reír a nuestros críos, actos de contorsionismo para acomodar nuestra existencia al espacio de los demás, hacemos magia para completar el gasto a fin de quincena, domamos fieras, equilibramos sentimientos, queremos salir disparadas por un cañón… en fin en fin… HAHAHA! yo me pelearía con los elefantes por los maníes ¡Sí!

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s