Publicado en Familia

La Bolsa Morada

El plan original para esta tarde era: ir a comer a algún lugar con juegos para las niñas y de ahí pasarnos al cine. Llegamos al cine y no estaba ninguna película que deseásemos ver, así que acto seguido, nos enfilamos al centro comercial buscando el área de comida.

Recién llegamos, comencé a leer los menús de los locales y de inmediato mi esposo me hizo notar algo… había una bolsa morada en una silla de la mesa contígüa.

Déjala ahí – Le indiqué – Si no regresan por ella en un rato la agarramos.
-¿Será una cámara escondida? – Inquirió mi esposo.

Es que sinceramente, en estos tiempos, ya no sabe uno que pensar. Ahí estaba, sola la bolsa morada, con su cierre abierto, casi invitando a que alguien se acordase de ella y le tomara por las asas. Volteamos para todos lados, yo buscando alguna señora con cara de “dónde dejé mi bolsa???”, mi marido tratando de localizar la cámara oculta.

Pues nada, pedimos, nos lavamos las manos, esperamos, nos sirvieron y justo cuando le dí la primer mordida a mi taco, me dice:

-Ya pasó mucho tiempo y nadie la reclama
-¿Y si la llevo a informes?
-¡Me parece muy bien!

Me levanto inmediatamente, tomo el bolso y me encamino al área de informes de la tienda. Caminando se me ocurre buscar algún celular, lo encuentro y busco en su agenda electrónica el número de su casa, le marco y no contestan. Le dejo sonar varias veces y nada. Total, llego al mostrador y le digo a la dependienta de que se trata mi asunto.

-Deberá esperar a que venga alguien de vigilancia para que dé fe del estado y contenido del bolso, no vayan a pensar que yo le agarré dinero o algo.
-¡Ah! – le contesto.

En el inter, me pide que meta mano al bolso y busque alguna identificación, encuentro su credencial del IFE y empieza a vocearla:
-Fulanita de tal, presentarse en el área de informes, Fulanita de tal…

La vocean varias veces y los de seguridad ni sus luces… mmmh! ya se están tardando… Le vuelvo a marcar a su casa y nanais…

Es que debe andar todavía aquí, pienso yo, cuando llegue al área de cajas y quiera pagar se dará cuenta que no trae el bolso. Así, a ojo de buen cubero ahí traía todo: Llaves del auto, cartera, recibos con su dirección, llaves de la casa, celular, etc.

Entonces ¿cómo se va a ir a su casa? cuando quiera subirse al carro se percatará que no trae las llaves…

¿Y que tal si se sintió mal y se fue olvidando el bolso? No pos no… ¿Cómo puede alguien perder de vista un bolso tan grande y tan llamativo? ¿Y dejarle el cierre abierto? ¿Y si alguien lo robó? No traería el celular ni la cartera ¿Y si se metió al baño? ¿Qué mujer va al baño sin su bolso? ¿Y si anda en el cine? ¿Iré al cine a que la voceen también? ¿Andará en la tienda todavía? Seguro que la acompaña alguien más, de otro modo, no se habría distraído. Estoy casi segura que está con un bebé o niño pequeño, es lo único que se me ocurre para que alguien quite su atención de tamaña bolsota, con todo dentro. Igual y carga la pañalera y ya no echó de menos el bolso. El celular trae como fondo de pantalla la carita de un bebé, ¿será su hijo o nieto?

Dice la empleada:
-¿Qué va a hacer señora? ¿Esperará que aparezca la dueña? ¿Me la va a dejar? ¿Se la lleva?
-Psssss…

¿Qué hago que hago que hago? Si me quedo hasta q vengan por ella ¿y no vienen? Ya tengo mucha hambre y se nos hace tarde para ir a otro cine… ¿Si se la dejo y el que se queda con el bolso es el de seguridad? ¡Ay! ¡Que mal pensada soy! ¿Si me la llevo y la entrego en su domicilio? ¿Y cómo va a regresar ella a su casa si yo traigo las llaves del carro y de la casa y el celular y el dinero? Bueno, ni sé si trae dinero, supongo que trae. A ver, deja ver… si trae $xxx en efectivo… ¡Chicles!

Me habla mi esposo, que donde estoy, que que onda…
-Estoy esperando por el de seguridad para que haga un informe del contenido y luego ya me retiro
-Anota el teléfono de la señora, para llamarle mas tarde y ver si le entregaron el bolso
-¡Ya lo tengo! – Ya había anotado nombre, dirección, teléfono y cantidad de $$$ en la cartera.

Al fín después de un laaaaargo rato llegó la Gerente y comenzó a dictarle a la empleada: -Bolsa color morado, Cartera, Credencial del IFE, Licencia de conducir, 3 Tarjetas de crédito, Tarjeta departamental, Recibos, $$$ en efectivo en billetes, $$ en monedas, llaves de auto, llaves de casa, maquillaje, estuche para lentes vacío, celular marca XXX, más maquillaje.

-¡Tres tarjetas de crédito! ¡Santo Niño!
-¡Que peligroso… todos sus datos al alcance de la mano…! 😦

Como leyéndome el pensamiento me dice:
-Me la voy a llevar a caja Gerencial, cuando aparezca la dueña se la entrego, si no, le llamaré más tarde para que pase por ella.

¡Listo y me da las gracias! ¡Oh, bueno! Me retiro pensando en que de plano me daban ganas de meterme a la tienda a buscarla. Me digo a mí misma: -Si a mí se me pierde algo y no me doy cuenta ¿pondría atención a la voz que suena en los parlantes? NO.

Me siento al lado de mi esposo, intentando comer unos tacos más fríos que la mirada de María Félix, haciendo locas conjeturas de lo que le habría sucedido a la dueña de aquel bolso. Mis hijas ya habían terminado su comida desde cuando y estaban jugando, cuando se acercan un par de damitas, reconocí de inmediato al bebé que una de ellas cargaba, casi me atraganto de la emoción:
-¡Señora! ¡Su bolsa morada está en informes!
-¡Ay muchas gracias! Mire que por andar con el bebé ya no me fijé en mi bolso
-¡Gracias señorita, muchas gracias!
-De nada – Contestamos al unísono mi esposo y yo

Se retiran del lugar dejándonos con sendas sonrisotas en la cara.

-¡Anda! ¡Estaba tan nerviosa!
-¿Cómo supiste que era ella? ¡Estaba de espaldas!
-¿Quién más vendría buscando una bolsa morada?

P.D. No, pues ya no alcanzamos ir al cine. Suficientes emociones para una sola tarde. 😉

Anuncios

Autor:

Varias ideas rondan mi mente, muchas palabras quieren salir, pocas personas que quieran oir lo que en ocasiones me es dificil decir

5 comentarios sobre “La Bolsa Morada

  1. No bueno! Ahora si soy tu fan fan fan :D.
    En este país falta gente como tú, honesta y preocupada por el bienestar del prójimo. ¡Que buena onda que encontraron a la Sra. “del bolsón Morado”!

    Un abrazo inmenso y estrujante para ti. Te Kello!!
    Bechos!

    1. Jijiji! Eres experta en sacarme sonrisas Liz! Gracias por tus comentarios! 😀 ¿Qué puedo decirte? Me gustaría que si alguien encontrase algo mío me lo devolviera… 😉
      p.d. ya me sacaste el aire linda!

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s