Publicado en Familia, Maternidad, Personal

Desorden

No dirijo una gran empresa, ni mis decisiones provocan pérdidas millonarias, soy una simple ama de casa, que últimamente no está realizando sus labores. Al duelo, a la indiferencia o al cansancio, todo junto o por separado, ¿A quien echarle la culpa? Sólo a mí.

No tengo ganas de recoger… apenas cocino… casi no salgo. Mis hijas preguntan:

– ¿Juegas conmigo?
– Al rato

Mi esposo se esfuerza en hacerme reír, otras veces le colmo el plato:

– ¡Ya limpia! ¡Por favor!
– Sí, sí, ya voy.

Desidia, he llenado mi vida de desidia. Imagina (toda) la ropa de verano de (todos) los miembros de tu familia inmediata en un cuarto: Ropa para planchar, ropa para doblar, ropa para colgar, ropa para volver a lavar, ropa para donar. Ahora, imagina que son las 7:00 a.m., al esposo buscando un par de calcetines en aquellos cerros desgajados, a la mamá escarbando (cual barata nocturna de almacén) para encontrar el uniforme de la hija, a la hija preguntando: ¿Dónde quedaron mis zapatos? ¿Dónde están mis plantillas? mientras la bebé grita desde el baño: ¡Ya teminé dimpiame!

Despistada y desordenada siempre he sido, por ello, procuraba tener las cosas organizadas: agenda al día, ropa en su lugar, libros clasificados, alacena accesible… al grado que mi esposo me preguntaba:

– Amor, dónde encuentro x?
– En el cajón de la izquierda, lo abres y al fondo debajo de tal papel.

Y si yo no estaba en casa, mi marido pensaba: “Si yo fuera mi esposa ¿Dónde lo guardaría?” Invariablemente encontraba lo que buscaba.

Ahora es otro cantar. Hay días que se me olvida desayunar. Compromisos en mi libreta recordados 2 semanas después, porque la traía perdida.

¿Dónde está…? ¿Cuándo es…? ¿A que hora…?
– No sé contesto sin inmutarme. ¡Que mal! 😦

El sábado pasado me tocaba dar la reflexión al final de un evento. “Nada más te estoy esperando”, me repetía mi coordinadora, y yo pensaba: ¿Porqué a mí? Jamás me acordé que 11 días antes me había dado la instrucción precisa: lo vas a hacer. Tuvieron que darme el escrito que ni siquiera había ojeado y aun leyéndolo no atinaba a procesar la información. ¡Qué vergüenza! Lo bueno, que después de mi riegue, se hizo una dinámica muy bonita y los participantes se llevaron a casa esta última impresión. La tarde me la pasé dormida, hasta que me despertaron mi mamá y mi cuñada: trajeron comida (claro que por supuesto desde luego yo no había preparado absolutamente nada).

– ¿Estás enferma? preguntan…
– No… sí… no sé…

El domingo, no llegaban los niños para la representación del evangelio, yo sumamente nerviosa y estresada, tomé a un niño de otro grado, a mija la disfracé en el último momento. Al final se presentaron quienes harían el papel de Jesús y Marta, ensayamos 5 minutos y vámonos. Me temblaba la voz al micrófono, pero creo que todo salió bien. Me valí de sus papás y hasta al abuelito lo puse a leer; también a otra chica que siempre nos ayuda. Los papás y los alumnos de otra maestra que dijeron iban a acudir no asistieron. De regreso a casa: a dormir. Sí a las 3 p.m. y yo dormida. 😦

El lunes me levanté temprano, alisté a mija con su uniforme de deportes y todo en orden. 🙂 Faltando pocos minutos para que llegara la combi que la transporta a su escuela me dice:

– Oye mamá, tenemos acto cívico ¿vas a ir a verme?
– ¿¿¿ Qué QUÉ??? Hace mucho frío, tu hermana está dormida, ando en pijama, no quiero salir….
– Voy a decir la poesía de Zapata ¿Vas a verme, sí mami?

Córrele que te alcanzo… a cambiar tenis por zapatos, bolearlos, pants por jumper ¿Dónde demonios está el jumper? Éste no, el blanco… a planchar!!!! levantar a la bebé, cambiarla, ponte una gorra no alcanzas a bañarte, ¿desayuné? no me acuerdo, a lavar dientes, ya se llevan a mija, tengo que pagar la combi, no trae cambio que a la salida me lo da… Vámonos, no alcanzamos el camión, se tarda mucho el taxi, llegaremos tarde… al fin abordamos una unidad, y cuando nos paramos en la reja de la escuela, sale la maestra de mija:

– No señora, se presentan hasta las 10:00 a.m.

Otro taxi a casa, a dormir. Tengo tanto sueño. Me quedé dormida y no regresé a la escuela… 😦 luego, me dijo mija que por el frío se suspendieron los honores.

Por la tarde, ya muy tarde, me metí a bañar, cuando salí a cambiarme… me voy dando cuenta de que había dejado la plancha encendida. 😦

P. D. Me retiro a seguir limpiando el cuarto, hoy me aguantaré el sueño, quiero retomar el orden, no por ellas ni por él. Por mí.

Anuncios

Autor:

Varias ideas rondan mi mente, muchas palabras quieren salir, pocas personas que quieran oir lo que en ocasiones me es dificil decir

8 comentarios sobre “Desorden

  1. Pobre Olivia. Date tiempo que los ánimo regresaran.. sin embargo procura que el desorden no se apodere de todo.. luego para ponerte al día necesitaras una cuarentena de limpieza. Besos, abrazos y toda mi fuerzas desde acá! 😉 Sabes que es una buena idea (si puedes) que contrates a alguien que te ayude parcialmente por lo menos un tiempo? Considéralo.. aveces necesitamos que alguien os eche una mano para ocuparnos solo de nosotras !!!

  2. COINCIDO CON LO QUE DICE ZARY TIEMPO AL TIEMPO, CONTRATA QUIEN TE ECHE LA MANO ALMENOS UN TIEMPO EN LO QUE SALES
    UN MEGA ABRAZOOOOOOO

  3. Muy buenos días Olivia, tal vez, no debería de preguntarse quien es el culpable de sus sentimientos o emociones, finalmente son nuestros. Un duelo, siempre afectara nuestro estado de ánimo, nuestros sentimientos. Y nos tomara un tiempo el podernos recuperar o salir de esa situación en la cual nos encontramos, solución tiempo y enfocarnos en actividades que nos permitan mantener nuestra mente con pensamientos positivos.
    Animo, pronto recuperara el ritmo de sus actividades diarias.

    1. Sí William, tiendo a buscar culpables y a cargar con ello sobre mi lomo, una actitud que debo cambiar. Necesito un proyecto y ya enfocada en ello considero que retomaré las ganas de hacer las cosas. Bendito su mensaje!

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s