Personal

Instrumentos de Tortura y Pena Capital

Tardé mucho en decidirme a visitar esta exposición itinerante proveniente del  Palacio de Minería de la Ciudad de México. Al fin me animé y fui en sus últimos días de exhibición en el Museo Regional de La Laguna, al cual acudí con cierto grado de temor, pero…  la curiosidad fue mas fuerte.

La entrada y la salida de la muestra estaban cubiertas con cortinas negras para que uno no pudiera asomarse al interior. Cantos gregorianos se escuchaban en la sala creando de esta manera más ambiente. Al entrar, comencé a observar los instrumentos, algunos son originales, otros son réplicas fieles. Cada objeto está acompañado de una breve descripción del uso, origen y época en que fue empleado; así como de un dibujo o litografía para darnos un vistazo más exacto.

Pude observar desde los clásicos y conocidos como: La guillotina, el Potro o la jaula; hasta otros que ¡en mi vida había siquiera imaginado que existieran! Tal es el caso de un cono de madera en donde sentaban al acusado desnudo de manera que su cuerpo fuera traspasado lentamente  hasta desgarrar el orificio anal.

No ir a misa, andar de chismoso, el adulterio, criticar al gobierno, oponerse a la religión, eran todas causas de vituperio público. Me es difícil imaginar a una señora que por andar en el cotilleo tuviera que usar un artefacto que podía llegar a cercenarle la lengua, a más de causarle torceduras y llagas en el cuello y hombros.

Hasta en la muerte los ricos eran privilegiados, pues para ellos estaban destinados los decesos rápidos y con poco dolor (La Guillotina). Mientras que para el resto del pueblo y prisioneros de guerra se reservaban los suplicios más tortuosos. El mejor verdugo: aquel que por su experiencia y destreza prolongaba (hasta por días) la agonía del acusado.

La presentación no tiene como objetivo el promover el morbo o el horror, sino despertar la conciencia de la gente; muchos piensan que esto es cosa del pasado, no quieren abrir los ojos a la realidad: la tortura sigue existiendo en la actualidad,  a tal grado que nos parece normal. No se podría estar más equivocado.

Instrumentos de Tortura

4 comentarios sobre “Instrumentos de Tortura y Pena Capital

  1. Fijate ke mi sposo y yo hemos kerido ir apoco ya se va a ir?? ai no siempre dejo las cosas hasta ultima hora

    y si hay instrumentos de tortura demasiado extraños ke uno ni se imagina ke pueden existir

Inserte un comentario para continuar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s