John Carter

Fuimos al cine por cortesía de la estación de radio Torreón 96.3 , esta vez sólo Mija y yo, recordando viejos tiempos, cuando practicábamos el “día de mamá e hija”, que era un día a la semana salir ella y yo solas, al teatro, al parque o a dar la vuelta. Nos tocó la película de John Carter, la cual estábamos sumamente ansiosas por ver, con tanta publicidad que manejaron entre la TV y el  Internet, sucumbimos a la tentación y allá vamos.

Se trata de la historia de John Carter (Taylor Kitsch), veterano de la guerra civil estadounidense (no se como puede ser veterano, cuando no aparenta más de 30), quien en la búsqueda del preciado oro  termina siendo transportado al planeta Marte, en donde es tratado poco menos que una bestia. Algo extraordinario ocurre: debido al cambio de gravedad, Carter es ahora capaz de dar saltos gigantescos y posee una fuerza descomunal.

El líder Tars Tarkas (Willem Dafoe) ve en Carter el héroe que su pueblo necesita para salir victorioso en todas sus batallas, sin embargo, Carter no quiere participar en ningún encuentro bélico.

Al poco tiempo, conoce a la princesa Deja Thoris (Lynn Collins) cuyas habilidades científicas y guerreras logran cautivar al desconfiado ex-Capitán (¿Cómo se enamora de ella, cuando es evidente que le sigue guardando luto a su esposa asesinada durante la mentada guerra? ¡Años de negarse a una relación y se entrega a esta mujer luego de  tratarla unos cuantos días! Nada más porque la chica es sensible, inteligente, bella, curvilínea, apasionada, sexy, audaz, rebelde… eh… ya me estoy enamorando yo también ¡Chicles!).

Por ahí sale apenas unos minutos, el sobrino de John: Edgar Rice Burroughs (Daryl Sabara) -aquel muchachito simpático de los Spy Kids, ya bastante crecidito-  :) leyendo en voz alta la carta que su tío le dejó contándole toda esta épica aventura.

La narración, por demás entretenida, lleva medio escondida su moraleja: el poder corrompe a los pueblos, la guerra como única respuesta a cualquier conflicto, en la tierra y en los más recónditos planetas del universo.

Nunca me ha gustado la propuesta de un hombre que se alza en contra de todo un sistema, se pelea y mata a ejércitos completos y ni siquiera uno de sus rizos se mueve de su lugar (para mayor referencia ver cualquier cinta de cualquier protagonista de The expendables 2). Está bien que les dé una lección a quienes abusan, pero termina también él abusando. Bullying cíclico.

Violencia y más violencia, entre evidente y disfrazada por la poca sangre (de 3 colores diferentes: verde, azul y roja) para tanta matazón expuesta en el filme (es Disney ¿Qué querías?).

Otra cosa que no entendí (tendría que leer los libros, a ver si así) es el hecho de que los “seres divinos” primero le dan dominio absoluto -un artefacto que controla un poderosísisimo rayo- a un tipo malvado que somete al planeta (comprendo que es porque esos sujetos se “alimentan” de la destrucción) y luego, quieren eliminar a todos aquellos que tengan algún conocimiento sobre el mismo, incluyendo al tirano. (¿Pa que le dan y luego lo matan? ¿Pa que dejan que Carter y su pandilla lleguen tan lejos si no quieren que nadie se entere de su secreto? ¿No era más fácil destruirlos desde el principio? ¡Ah! pus nos quedábamos sin película. ¡Ya entendí!)

Sentí que ya la había visto un montón de veces (Avatar, El Príncipe de Persia, Atlantis, Stargate y hasta tintes de Star Wars). Después, reflexioné en que la cosa era al revés, puesto que la novela en la que se basaron fue escrita por Edgar Rice Burroughs (sí, el de Tarzán), allá por el año de 1911; era lógico que un montonal de filmes habrían “rendido homenaje” (aka copiar-fusilar) a esta centenaria obra (haciendo cuentas, tiene 101 años de haberse publicado ¿no?).

No poseía más información que los trailers que Disney pasaba en su canal, no quise investigar antes de ir a verla. La verdad, me esperaba algo más. Se nota a leguas que quisieron abarcar mucho en poco tiempo, hay huecos en la narrativa, la acción se lleva a cabo a velocidad extrema, se siente algo forzada. Sin saber nada del origen, entendí que era un proyecto basado en varios libros, pusieron un poquito de aquí, un poquito de allá, como ya lo habían hecho anteriormente con Narnia y otras cintas.

La producción, vestuario, ambientación, diseño, música simplemente ¡Espectaculares! Y para muestra, aquí el trailer:

Para los amantes de la acción trepidante, explosiones y persecusiones, esta es la película que estaban esperando. Para niños pequeños, personas sensibles o quienes gustan de historias a un nivel más personal será mejor esperar otra propuesta.

P.D. A Mija le encantó, no pudo despegarse del asiento. A final de cuentas, era lo que me importaba.

Más información:

http://www.disneylatino.com/peliculas/johncarterentredosmundos/
http://www.movieweb.com/movie/john-carter

About these ads

4 comentarios en “John Carter

    • Gracias Carla! Creí que nadie se interesaría en leer este post, y veo con agrado, que fuiste tú la primera en comentar
      Willem Dafoe, aunque no da la cara por interpretar a un personaje animado digitalmente, se da a notar con la intención de su voz y sus movimientos (que luego fueron transcritos en computadora), así que sigue siendo un lujo verlo sin ver
      Besos igual para tí.

Game Over!!! Insert a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s