Maratón Pro-Lectura Infantil

“Ante ciertos libros uno se pregunta: ¿Quién los leerá?
Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿Qué leerán?
Y al fin, libros y personas se encuentran”
André Gide (1859-1951) Escritor francés

El jueves de la semana pasada llegó Mija con un libro que le prestó el Director de su escuela: El libro salvaje, de Juan Villorio. Lo venía leyendo en el transporte escolar. Se bajó de la combi, apenas saludó, aventó la mochila y se recostó en su cama a seguir leyendo.

-¡Ven a comer!
-¡Estoy leyendoooo!
-¡Déjalo y ven a comeeeeer!

Silencio.

Después de un buen rato, se sentó a la mesa sin soltar el libro.

-¡Ahí deje! ¡Se le va a ensuciar el libro! ¿De quién es?
-¡Ah mamá! Es que me escogieron para un concurso de lectura, el próximo domingo. Dijo el Dire que me lo prestaba para que practicara. ¡Y no puedo dejar de leerlo!
-¡Pues tendrás que dejarlo, porque te toca ir a la USAER!

Bueno, dejó el libro en casa, salimos a la escuela, tomó su clase, regresamos y vuelta al libro.

-Hija: me da mucho gusto que te agrade tanto la lectura, pero tienes otras cosas que hacer.
-Es que… Mamá… ¡No puedo dejar de leerlo!

Once de la noche y mi niña picadota con el libro. :)

Viernes por la mañana, se despierta y lo primero que hace: seguir leyendo. Viene la combi por ella, se va a la escuela, regresa, el libro.
Total que para la tarde ya lo había terminado. :O

Llegó el domingo y ahí vamos todos encarrerados a la librería donde nos citaron, nos queda al otro lado de la ciudad. Habían sido seleccionados los 2 mejores alumnos de cada sección de 4°, 5° y 6° de diferentes primarias de la región. Apenas nos vieron los organizadores nos mandaron a volar. “Váyanse los papás, aquí les cuidamos a sus hijos” ¡GULP! 

Pues… nos fuimos a hacer tiempo a la plaza comercial más cercana. El evento duró dos horas y media y resultó que no era un concurso, sino una convivencia de lectores infantiles. Yo quería estar presente, pues me encantan estos eventos, pero como nos corrieron, ni modo, no vi nanais.

Mija y su mejor amiguita del salón, compartieron lecturas y opiniones con otros niños. Les dieron a leer Las aventuras de Tom Sawyer, de Mark Twain. Había pegadas unas cartulinas con palabras no muy comunes y su significado, para una mejor comprensión del texto. A todos los participantes les regalaron el libro, su diploma de participación, una mochila, 4 calcomanías (Yo ♥ Howgarts, Yo ♥ El País de las Maravillas, L3ER está de moda, #divierteteleyendo), un bolo (dulcero), una lámpara llavero, una libretita,  un refresco y galletitas. (¡Ah, como no me invitaron a mí!).

Total que Mija se la pasó muy contenta, cuando regresamos por ella nos felicitaron las organizadoras, una de ellas nos dijo:

-¡Su hija WOW, o sea WOW! ¡Qué lindísima niña!.

A mi esposo le dió risa. A mí me dió orgullo. No dijo mucho, pero sí dijo mucho. Ya Cantinflié, lo sé. Yo me entiendo. A veces.

Más información:

http://www.divierteteleyendo.com/

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/683712.html

About these ads

11 comentarios en “Maratón Pro-Lectura Infantil

  1. Felicitaciones!!! te puedes sentir muy orgullosa. Pocos niños les gusta leer en estos tiempos de muchos videojuegos y televisión. Ojalá Sara sea así de lectora.. claro que eso es puro ejemplo de los papás.. tu, seguro lees mucho, (como yo)… un abrazo.

    • Mucho es el ejemplo, claro que sí. Pero también está el propio gusto de cada niño. Mi esposo lee mucho y muy rápido y tiene una capacidad de comprensión y análisis bárbara. Yo leo pocos libros, soy más de leer blogs y revistas :( pero he procurado fomentar el hábito y gusto en mi hija. La llevo a la biblioteca desde bebé, le leía a diario (ahora su papá es quien le lee por las noches), le compro cuentitos con frecuencia. Sí le encanta leer. También la TV y los videojuegos como no. Te diré que en cierta ocasión íbamos a salir y le pregunté que deseaba más: ir al parque a jugar o ir a la biblioteca a leer. ¡Biblioteca Mamá! Fue la respuesta. Al parque podemos ir cualquier día mami, hoy yo tengo muchas ganas de leer. :D

  2. Aunque te dijo algo que tú ya sabías, que tu hija es WOW!! debe ser doblemente genial que alguien más lo reconozca. Tu hija también debió sentirse de maravilla en ese maratón, como pez en el agua. Si la mitad de los niños son como tu hija, creo que este país y el mundo van a ser mucho mejor en la próxima generación :)

    • Por lo general la gente adulta se fascina con mija (no estoy presumiendo), es algo que ocurre desde que era beba, sólo que ahora se acentúa por sus gustos y su peculiar forma de pensar y responder. Caso contrario con los niños de su edad, que muchos de ellos la consideran un ser extraño, incluso le han dicho que si es extraterrestre. :$
      Sí conozco varios niños que son como ella, acá en su escuela está la USAER de la cual te platicaré más adelante. Gracias por pasarte Bere linda. ;)

      • Me pasaba lo mismo a su edad… yo era la “rara” en la escuela, y la verdad es que fue difìcil. En primaria tuve muy pocos amigos (los podìa contar con los dedos de la mano y me sobraban dedos)… pero por fortuna en secundaria me encontré con los mejores amigos del mundo, que hasta la fecha los quiero con todo mi corazón, y eso me hizo sentirme más segura y sin exagerar, ellos son la razón por la cual confío en que la gente es buena, jejeje. Así que espero que pronto encuentre tu hija amigos que piensen que su “rareza” es solo una parte de su forma de ser, y la acepten tal como es ;)

        • Que bueno que pudiste encontrar personas que te aceptaran, sobre todo en esa época de la adolescencia, en que se definen muchos rasgos de nuestra personalidad. Así lo espero, que ella también conozca personas que la acepten y valoren, gracias por tus palabras, me animas mucho.

  3. Pingback: Con P de Diciembre | Azul Celeste

  4. Ay que buen evento!!!
    Es que cuando nos gusta un libro no lo soltamos hasta terminarlo. Que bueno que a tu hija le gusta leer y que genial que exista un grupo de lectura infantil.
    Ah y una cosa: no regañes a tu hija por leer, si le gusta lo hara y ya. A mi mi papa me regañaba cuando ibamos a la playa y me llevaba un libro, o cuando iba leyendo en el carro, o cuando quise comprar una coleccion de libros que venia uno semanal…. Supongo que ahora ve mi biblioteca y debe pensar: “Que desperdicio” jajaja

    • No la regaño por leer, al contrario, soy la primera en llevarla a una Biblioteca para sacarle su carnet de lectora, cada que puedo le compro algún cuentito, etc. Lo único es que le insisto en que hay un tiempo para cada cosa y ella, ese día, se olvidó de comer con tal de terminar su lectura. :P

Game Over!!! Insert a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s